Site Feedback

Tostones

 

Recientemente, pasé dos semanas como profesor voluntario en Nicaragua, y fue una experiencia inolvidable. Me hice amigo de muchos estudiantes y docentes. Ya que casi todas eran hispanohablantes, me obligó a hablar español casi todo el tiempo.

Me quedé en una casa cerca de la universidad. La ama de llaves, se llama Nuvia, era amable, tenia una buen sentido de humor, y sobre todo era una buena cocinera. Nos hicimos amigos, y al principio yo le llamaba a Doña Nuvia hasta que me dijo que la llamara Nuvia. .

Siempre llegaba a casa temprano a la hora del almuerzo mientras ella lo cocinaba. Le pedí a ella si me podria enseñar como preparar algunas comidas. Las que me gustaron más eran los tostones.

Ella quitaba la cáscara de un plátano verde y cortaba la fruta en trozos de dos centímetros. Después los ponía en la sartén de aceite vegetal y se freían un minuto para que estén más blandos.

Entonces, Ella retiraba los trozos de la sartén y los ponía en papel de cocina . Ya que eran blandos, era fácil aplastarlos hasta que queden en medio centímetro. Entonces, Ella los ponía en la sartén otra vez y se freían por cinco minutos. Cuando termine, los retiraba y ponía en papel de cocina para enfriar.

Comía los tostones con sal como si fuera papas fritas, pero normalmente veía los nativos comían con un cuadrito de queso o aguacate encima. Muy sabroso !

Share:

 

6 comments

    Please enter between 0 and 2000 characters.

     

    Corrections

    Tostones

    Recientemente, pasé dos semanas como profesor voluntario en Nicaragua, y fue una experiencia inolvidable. Me hice amigo de muchos estudiantes y docentes. Ya que casi todas eran hispanohablantes, me obligarón a hablar español casi todo el tiempo.

    Me quedé en una casa cerca de la universidad. La ama de llaves, se llamaba Nuvia, era amable, tenia una buen sentido de humor, y sobre todo era una buena cocinera. Nos hicimos amigos, y al principio yo le/la llamaba a Doña Nuvia hasta que me dijo que la llamara Nuvia. .

    Siempre llegaba a casa temprano antes de la hora del almuerzo; le pedí a ella si me podria enseñar como preparar algunas comidas mientras ella las cocinaba. Las que más me gustaron  eran: "los tostones".

    Ella quitaba la cáscara de un plátano verde y cortaba la fruta en trozos de dos centímetros. Después los ponía en la sartén de aceite vegetal y se freían un minuto para que estuvieran más blandos.

    Entonces, ella retiraba los trozos de la sartén y los ponía en papel de cocina . Ya que eran blandos, era fácil aplastarlos hasta que quededaban en/de medio centímetro. Entonces, ella los ponía en la sartén otra vez y se freían por cinco minutos./Entonces ella los ponía a freir en la sartén otra vez, por cinco minutos. Cuando terminaban los 5 minutos, los retiraba y los ponía en papel de cocina para enfriar.

    Comía los tostones con sal como si fuera papas fritas, pero normalmente veía que los nativos los comían con un cuadrito de queso o aguacate encima. Muy sabrosos!

    Tostones

    Recientemente, pasé dos semanas como profesor voluntario en Nicaragua, y fue una experiencia inolvidable. Me hice amigo de muchos estudiantes y docentes. Ya que casi todas eran hispanohablantes, me obligó a hablar español casi todo el tiempo.

    Me quedé en una casa cerca de la universidad. La ama de llaves, se llama Nuvia, era amable, tenia una buen sentido de humor, y sobre todo era una buena cocinera. Nos hicimos amigos, y al principio yo la llamaba a Doña Nuvia hasta que Ella me dijo que la llamara solamente Nuvia. .

    Siempre llegaba a casa temprano a la hora del almuerzo mientras ella lo cocinaba. Le pedí a ella si me podria enseñar que me enseñara como preparar algunas comidas. Las que me gustò más eran fueron los tostones.

    Ella quitaba la cáscara de un plátano verde y cortaba la fruta en trozos de dos centímetros. Después los ponía en la sartén de aceite vegetal y se freían un minuto para que estén más blandos.

    Entonces, Ella retiraba los trozos de la sartén y los ponía en papel de cocina . Ya que, al ser mas eran blandos, eran fácil aplastarlos hasta que queden en medio centímetro. Entonces, Ella los ponía en la sartén otra vez y se freían nuevamente, al cabo de cinco minutos por cinco minutos. Cuando termine, los retiraba y ponía en papel de cocina para enfriar.

    Comía los tostones con sal como si fueran papas fritas, pero normalmente veía los nativos observaba como las personas residentes del lugar comían con un cuadrito de queso o aguacate encima. Muy sabroso !

    Write a correction

    Please enter between 25 and 8000 characters.

     

    More notebook entries written in Spanish

    Show More