Site Feedback

Parte #2 Mi vida joven (correcciones)

 

Éramos una familia muy unida y tuvimos ciertas rutinas. Mi padre tuvo un horario de trabajo predecible y por lo tanto el almuerzo se sirve todos los días al mediodía. Comimos todos en silencio mientras escuchábamos las noticias de radio. Después de las noticias platicamos breves cosas mientras que terminamos nuestra comida. A las 12.45 en punto tomamos todos una siesta obligatoria de una media hora. Luego nos fuimos a la escuela o al trabajo. La cena era siempre alrededor de las 17.30 con la misma rutina, comer, noticias de radio y conversaciones - sin embargo estas discusiones duran mucho más tiempo e incluía el trabajo de mi padre, la escuela, las tareas, los profesores, lo que aprendimos en clase y los planes para el fin de semana . Después de la cena siempre nos ayudamos a mi madre a lavar y secar la vajilla (lavaplatos todavía no habían sido inventado). Mi tarea había que hacer y verificado por mi padre o mi madre antes de las 20.00. La hora de acostarse para nosotros (los niños) era estrictamente a las 20.00 todos los días. Éramos cuatro hijos, cada uno espaciadas con dos años de diferencia (niño, niña, niña, niño) perfectamente equilibrados. Nosotros fuimos a la misma escuela que estaba a unos dos kilómetros de donde vivíamos. En el verano yo caminé o monté mi bicicleta a la escuela y durante los meses de invierno utilicé mis esquís o el trineo. Los inviernos duran mucho tiempo, eran frío y siempre había un montón de nieve desde noviembre hasta fin de marzo. Mi maestra de primer grado en la escuela alemán era la señora Eva Blaser. Era delgada y alta, extremadamente estricto y tenía el cabello gris recogido en un moño. Me castigó ella con una regla cuadrada de madera si cometió algún error. Los niños tenían que llevar pantalones largos y las niñas debían llevar faldas (debajo de la rodilla). La señora Blaser era una señora mayor, que nunca se casó. No permitió chicle en clase y una vez tomó un Bazoka lejos de mi. No me acuerdo del segundo grado, pero el tercer grado fue muy emocionante porque era la primera vez que se le permitió escribir con tinta. Cada pupitre tenía dos asientos y el contenedor de tinta estaba en el centro (malo si escribes con el mano derecha y estas sentado de lado derecha! No me gustó mucho escribir, pero me encantaba usar mi pluma de tinta. Mi clases favoritas eran el dibujo, canto y gimnasia. También me gustaba leer pero yo odiaba las matemáticas y el francés.

Share:

 

3 comments

    Please enter between 0 and 2000 characters.

     

    Corrections

    Parte #2 Mi vida de joven. Mi juventud (correcciones)

    Éramos una familia muy unida y teníamos ciertas rutinas. Mi padre tenía un horario de trabajo predecible y por lo tanto el almuerzo se servía todos los días al mediodía. Comíamos todos en silencio mientras escuchábamos las noticias de la/del radio. Después de las noticias platicábamos cosas breves  mientras que terminábamos nuestra comida. A las 12.45 en punto tomábamos todos una siesta obligatoria de una media hora. Luego nos íbamos a la escuela o al trabajo. La cena era siempre alrededor de las 17.30 con la misma rutina, comer, noticias de radio y conversaciones - sin embargo estas discusiones duraban mucho más tiempo e incluían el trabajo de mi padre, la escuela, las tareas, los profesores, lo que aprendíamos en clase y los planes para el fin de semana . Después de la cena siempre nos ayudábamos a mi madre a lavar y secar la vajilla (el lavaplatos todavía no había n sido inventado/los lavaplatos todavía no habían sido inventados). Mi tarea, había que/debía  hacer y verificado por mi padre o mi madre antes de las 20.00. La hora de acostarse para nosotros (los niños) era estrictamente a las 20.00 todos los días. Éramos cuatro hijos, cada uno espaciado con por/ hijos, entre cada uno nos llevamos dos años de diferencia dos años de diferencia (niño, niña, niña, niño) perfectamente equilibrados. Nosotros fuimos siempre a la misma escuela que estaba a unos dos kilómetros de donde vivíamos. En el verano yo caminaba o iba en mi bicicleta a la escuela y durante los meses de invierno utilizaba mis esquís o el trineo. Los inviernos duraban mucho tiempo, eran fríos y siempre había un montón de nieve desde noviembre hasta fines/finales de marzo. Mi maestra de primer grado en la escuela alemana era la señora Eva Blaser. Era delgada y alta, extremadamente estricta y tenía el cabello gris recogido con un moño. Me castigaba ella con una regla cuadrada de madera si cometía algún error. Los niños tenían que llevar pantalones largos y las niñas debían llevar faldas (debajo de la rodilla). La señora Blaser era una señora mayor, que nunca se casó. No permitía chicle en su clase y una vez tomó una Bazoka lejos de mi. No me acuerdo del segundo grado, pero el tercer grado fue muy emocionante porque era la primera vez que se me permitió escribir con tinta. Cada pupitre tenía dos asientos y el contenedor de tinta estaba en el centro (malo si escribes con la mano (excepción: la mano) derecha y estas sentado de lado derecho! No me gustaba mucho escribir, pero me encantaba usar mi pluma de tinta. Mi clases favoritas eran el dibujo, canto y gimnasia. También me gustaba leer pero yo odiaba las matemáticas y el francés.

    Parte #2 Mi vida joven (correcciones)

    Éramos una familia muy unida y tuvimos ciertas rutinas. Mi padre tuvo un horario de trabajo predecible y por lo tanto el almuerzo se servía todos los días al mediodía. Comíamos todos en silencio mientras escuchábamos las noticias de en la radio. Después de las noticias platicábamos breves cosas mientras que terminábamos nuestra comida. A las 12.45 en punto todos tomábamos todos una siesta obligatoria de una media hora. Luego nos íbamos fuimos a la escuela o al trabajo. La cena era siempre alrededor de las 17.30 con la misma rutina, comer, noticias de radio y conversaciones - sin embargo estas discusiones duraban mucho más tiempo e incluía el trabajo de mi padre, la escuela, las tareas, los profesores, lo que aprendimos en clase y los planes para el fin de semana . Después de la cena siempre nos ayudábamos a mi madre a lavar y secar la vajilla (los lavaplatos todavía no habían sido inventados). Mi tarea había se tenía que hacer y ser verificada por mi padre o mi madre antes de las 20.00. La hora de acostarse para nosotros (los niños) era estrictamente a las 20.00 todos los días. Éramos cuatro hijos, cada uno espaciados con dos años de diferencia (niño, niña, niña, niño) perféctamente equilibrados. Nosotros fuimos a la misma escuela, que estaba a unos dos kilómetros de donde vivíamos. En el verano yo caminaba o montaba(manejaba) mi bicicleta a la escuela y durante los meses de invierno utilizaba mis esquís o el trineo. Los inviernos duraban mucho tiempo, eran fríos y siempre había un montón de nieve desde noviembre hasta fin de marzo. Mi maestra de primer grado en la escuela alemana era la señora Eva Blaser. Era delgada y alta, extremadamente estricta y tenía el cabello gris recogido en un moño. Me Ella me castigaba ella con una regla cuadrada de madera si cometía algún error. Los niños tenían que llevar pantalones largos y las niñas debían llevar faldas (debajo de la rodilla). La señora Blaser era una señora mayor, que nunca se casó. No permitía chicle en clase(s) y una vez tomó un Bazoka lejos de mi. No me acuerdo del segundo grado, pero el tercer grado fue muy emocionante porque era la primera vez que se me permitió escribir con tinta. Cada pupitre tenía dos asientos y el contenedor de tinta estaba en el centro (malo si escribes con el mano derecha y estas sentado de lado derecho) No me gustaba mucho escribir, pero me encantaba usar mi pluma de tinta. Mis clases favoritas eran las de el dibujo, canto y gimnasia. También me gustaba leer pero yo odiaba las matemáticas y el francés.

    Write a correction

    Please enter between 25 and 8000 characters.

     

    More notebook entries written in Spanish

    Show More