Site Feedback

¡Atamé!

La semana pasada vi una película dirigida por Pedro Almodóvar que se llama "Atamé". Entre otros, protagonizan en esta película Antonio Banderas y Victoria Abril. El argumento empieza cuando Ricki (Banderas) está puesto en libertad. Estaba en la cárcel desde hace unos años. Decide ir al plató de una película ya que está enamorado de la actriz principal. Pero es el ultimo día de rodaje y todos están muy ocupados. Tropieza con la actriz, Marina (Abril), pero ella no dedica el tiempo a conversar con el.

En este momento, la película gira y llega a ser un poco más oscura. Ricki decide secuestrar a Marina y se dice que puede forzar a Marina a caer enamorada de él. Es una enorme apuesta pero no tiene mucho que perder en la vida. Entonces, Ricki fuerza a Marina a quedarse en el piso de enfrente del suyo, un piso en alquiler donde nunca nadie viene. Cuando Ricki necesita salir, siempre ata a Marina en la cama con un trozo de cuerda.

Marina no está contenta y intenta escapar pocas veces pero Ricki siempre frustra sus planes. Por otro lado, Ricki es muy majo con ella. Le compra todo lo que necesita, incluso drogas. Y le dice que está enamorado con ella, y que no quiere nada más que ser con ella. Al principio, Marina no siente nada hacia Ricki pero evoluciona la historia y se hace cada vez más sumisa.

Al final, tiene éxito escapándose pero vuelve para ser con Ricki. Toda la película es un ejemplo de lo que se llama el síndrome de Estocolmo.

Share:

 

0 comments

    Please enter between 0 and 2000 characters.

     

    Corrections

     

    ¡Átame!

    La semana pasada vi una película dirigida por Pedro Almodóvar que se llama "Átame". Entre otros, protagonizan esta película Antonio Banderas y Victoria Abril. El argumento empieza cuando Ricki (Banderas) es puesto en libertad. Estaba en la cárcel desde hacía unos años. Decide ir al plató de una película ya que está enamorado de la actriz principal. Pero es el último día de rodaje y todos están muy ocupados. Tropieza con la actriz, Marina (Abril), pero ella no dedica tiempo a conversar con él.

    En este momento, la película cambia y se vuelve un poco más oscura. Ricki decide secuestrar a Marina y piensa que puede forzar a Marina a enamorarse de él. Es una apuesta enorme pero no tiene mucho que perder en la vida. Entonces, Ricki fuerza a Marina a quedarse en el piso de enfrente del suyo, un piso en alquiler donde nunca viene nadie. Cuando Ricki necesita salir, siempre ata a Marina a la cama con un trozo de cuerda. 


    Marina no está contenta e intenta escapar algunas veces pero Ricki siempre frustra sus planes. Por otro lado, Ricki es muy majo con ella. Le compra todo lo que necesita, incluso drogas. Y le dice que está enamorado con ella, y que no quiere nada más que estar con ella. Al principio, Marina no siente nada hacia Ricki pero evoluciona la historia y se vuelve cada vez más sumisa.

    Al final, consigue escaparse pero vuelve para estar con Ricki. Toda la película es un ejemplo de lo que se llama el síndrome de Estocolmo.

     

    ¡muy bien!

    Write a correction

    Please enter between 25 and 8000 characters.

     

    More notebook entries written in Spanish

    Show More