Site Feedback

Soy más malo que mi gemelo malvado.

Mi hermano gemelo y yo teníamos personalidades y características similares cuando crecimos juntos. Ya no somos los mismos porque el ambiente es diferente en que vivimos. ... Soy más malo que mi gemelo malvado. ... jaja ... ¡Sí! No creo que tenemos el libre albedrío. No creo en un Dios que puede juzgar nos, porque nuestro comportamiento está determinado por nuestro ADN y circunstancias de la vida que no podemos controlar. Nadie va al cielo ni al infierno. Las leyes religiosas son siempre no necesarios. Aunque, se debe obedecer a la ley de oro. Esta ley puede expresarse como: trata a los demás como querrías que te trataran a ti. Todos mortales deben siguen esta regla simple para prosperar juntos en el mundo. Podemos disfrutar de nuestras vidas y este mundo todavía más cuando nos damos cuenta que todos somos mortales y dejamos de existir al morir. Vivir el momento es vivir como si no hubiera mañana. Se necesita práctica, pero al final, tendrás una vida más plena. Para hacer esto usted debe darse cuenta de la belleza de cada momento, y en las actividades cotidianas. Esta es tu vida, ahora en vivo!

Share:

 

0 comments

    Please enter between 0 and 2000 characters.

     

    Corrections

    Soy más malo que mi gemelo malvado.

    Mi hermano gemelo y yo teníamos personalidades y características similares cuando crecimos juntos. Ya no somos los mismos porque el ambiente en el que vivimos es diferente. ... Soy más malo que mi gemelo malvado. ... jaja ... ¡Sí! No creo que tengamos el libre albedrío. No creo en un Dios que pueda juzgarnos, porque nuestro comportamiento está determinado por nuestro ADN y circunstancias de la vida que no podemos controlar. Nadie va al cielo ni al infierno. Las leyes religiosas no son siempre necesarias. Aunque, se debe obedecer a la ley de oro. Esta ley puede expresarse como: trata a los demás como querrías que te trataran a ti. Todos los mortales deben seguir esta regla simple para prosperar juntos en el mundo. Podemos disfrutar de nuestras vidas y este mundo todavía más cuando nos damos cuenta que todos somos humanos y dejamos de existir al morir. Vivir el momento es vivir como si no hubiese mañana. Se necesita práctica, pero al final, tendrás una vida más plena. Para hacer esto usted debe darse cuenta de la belleza de cada momento, en las actividades cotidianas. Esta es tu vida, ahora en vivo!

    Soy más malo que mi gemelo malvado.

    Mi hermano gemelo y yo teníamos personalidades y características similares cuando crecimos juntos. Ya no somos los mismos porque el ambiente en el que vivimos es diferente. ... Soy más malo que mi gemelo malvado. ... jaja ... ¡Sí! No creo que tengamos el libre albedrío. No creo en un Dios que pueda juzgarnos, porque nuestro comportamiento está determinado por nuestro ADN y circunstancias de la vida que no podemos controlar. Nadie va al cielo ni al infierno. Las leyes religiosas no son siempre necesarias. Aunque, se debe obedecer a la ley de oro. Esta ley puede expresarse como: trata a los demás como querrías que te trataran a ti. Todos los mortales deben seguir esta regla simple para prosperar juntos en el mundo. Podemos disfrutar de nuestras vidas y este mundo todavía más cuando nos damos cuenta que todos somos humanos mortales y dejamos de existir al morir. (Suena un poco raro, ya que al decir mortales y luego morir, es como una redundancia) Vivir el momento es vivir como si no hubiese mañana. Se necesita práctica, pero al final, tendrás una vida más plena. Para hacer esto usted debe darse cuenta de la belleza de cada momento, y en las actividades cotidianas. Esta es tu vida, ahora en vivo!

     

    A pesar de algunos detalles, está bastante bueno el párrafo. Se nota que tienes un buen manejo del español, felicitaciones!

    Write a correction

    Please enter between 25 and 8000 characters.

     

    More notebook entries written in Spanish

    Show More