Site Feedback

El Emperador Japonés

Había una vez, había un emperador sabio en Japón. Este emperador se acostumbraba a lanzando una moneda antes de ir a guerra. Si lanzaba la moneda y mostraba 'águila', él confiadamente decía a sus soldados, "¡Nosotros ganaremos!" Pero si el 'sello' lado de la moneda mostraba, él decía a sus soldados, "¡Nosotros perderemos!"

Sin embargo, nunca había una vez cuando la moneda mostraba 'sello', siempre mostraba 'águila'. Y aquello hacían los soldados luchar entusiastamente en cualquiera guerra hasta ganando.

Años pasaron y el emperador seguía lograr las victorias una tras otro. El emperador se hacía viejo y fue a punto de morir. Su hijo - que sería el emperador próximo - vino a su habitación le pidiendo (¿O pidiendole?), "Mi padre, quiero haber este moneda por seguir logrando victoria tal como tu." El emperador salió la moneda de su bolsillo y lo dio a su hijo. Su hijo llevó la moneda y miró a el primer lado y encontró 'águila', luego miró a el otro lado de la moneda y estupefacto. Averiguó que los dos de lados fueron los mismos; ellos de dos fueron 'águila'.

Miró tristemente a su padre y le dijo, "¡Todas estos años tu estabas engañando la gente! ¿Qué les digo ahora? ¿Mi padre estaba el héroe engañoso?"

El emperador miró a su hijo y le respondió sabiamente, diciendo, "¡Mi hijo, no he engañado nadie! Esta es la vida. Cuando vas a luchar en una batalla, has dos opciónes (¿O elecciónes?): Victoria o victoria. Derrota vendría sólo si lo pensabas; victoria vendría sólo si lo confuiabas. No supere las adversidades de su vida o tristeza por dependiendo en suerte; sino por sólo dependiendo en Dios y confiando en ti mismo."

Share:

 

4 comments

    Please enter between 0 and 2000 characters.

     

    Corrections

     

    El Emperador Japonés

    Había una vez, había (you have already said that there was a Japanese emperor, so you do not have to write it again) un sabio emperador (you say the adjective first, just like in English) en Japón. Este emperador se acostumbraba a lanzar una moneda antes de ir a la (you have to write the article "la" before war, you don't say "war is happening" in English, do you? you say THE war ;) ) guerra. Si lanzaba la moneda y mostraba 'águila', él confiado (confiadamente is an adverb, but what you meant in this case was that He was confident, that's why you have to use the adjective confiado instead of the adverb) decía a sus soldados, "¡Nosotros ganaremos!" Pero si caía el 'sello' lado de la moneda mostraba, él (you might omit "él" because, in Spanish, the conjugation of the verb tells us who are you talking about, the opposite happens in English because the verbs are conjugated by putting the pronoun before the verb. This is optional, whether you write it or not, the sentence is correct) decía a sus soldados, "¡Nosotros perderemos!"

    Sin embargo, nunca había una vez cuando la moneda mostraba 'sello', siempre mostraba 'águila'. Y aquello hacían los soldados luchar entusiastamente en cualquiera guerra hasta ganar (ganando is the gerund, what you meant in this case is that they always won, so you use the infinitive form "ganar").

    Los años pasaron y el emperador seguía logrando las victorias, una tras otra (the word victoria is a female noun, so you must write otra instead of otro). El emperador se hacía viejo y estaba a punto de morir. Su hijo - que sería el próximo empreador - vino a su habitación pidiéndole (¿O pidiendole? you were right, it should have been pidiéndole), "Padre, quiero tener (haber means there are, and in this case, the emperor's son wanted to keep, to have that coin, right? So the correct verb is tener "Father, I want to keep (or to have, is moreless the same) your lucky coin) esta (moneda is a female noun) moneda para seguir logrando victorias tal como tu." El emperador sacó la moneda de su bolsillo y se (Again with se, if you don't write "se" we don't know what did the father gave to his son, remember that ok? :) ) la dio a su hijo. Su hijo miró la moneda; (if you write it that way, it's shorter and concrete ) en el primer lado y encontró 'águila', luego miró a el otro lado de la moneda y quedó estupefacto. Averiguó que los dos de lados fueron los mismos; ellos de dos fueron 'águila'.

    Miró tristemente a su padre y le dijo, "¡Todos estos años tu estabas engañando la gente! ¿Qué les digo ahora? ¿Mi padre es un héroe mentiroso?" (Engañoso is more like misleading and in Spanish that adjective works better with an object or a situation, but in this case you are talking about a man, so in English you would use "liar" in Spanish we switch engañoso for mentiroso)

    El emperador miró a su hijo y le respondió sabiamente, diciendo, "¡Hijo mio, no he engañado nadie! Esta es la vida. Cuando vas a luchar en una batalla, hay dos opciónes (¿O elecciones? Elecciones sounds like something about politics, and we are talking about making decisions, so opciones sounds better): Victoria o victoria.La derrota vendría sólo si la pensabas; la victoria vendría sólo si lo confiabas. No superas las adversidades de la vida o la tristeza por dependiendo de la suerte; sino por confiando en Dios y en ti mismo."

     

     

    Hey, it was a very good story, I'm glad you shared it with us. The emperor was a wise man, as wise as an owl, right? I would like to read it in English, what's the name of it? 

    You did a great job, this was very well-written. I'm glad you are improving. I wrote the reason why I changed words, so you can learn more, just as you asked me in your message. I'm always glad to help you with grammar and Spanish stuff. I think you should write sentences to practice the use of articles, because you are forgetting them, but don't worry, they are... a few too many haha, so it must be hard to learn how to use them all. But you know what they say, practice makes perfect, right?

    Good job, Shaimaa, I'm proud of you. You are one of the best Spanish students I've seen here. 

    El Emperador Japonés

    Había una vez, había un emperador sabio en Japón. Este emperador se acostumbraba a lanzar una moneda antes de ir a guerra. Si lanzaba la moneda y salía el águila, él decía a sus soldados, confidado: "¡Nosotros ganaremos!" Pero si caía en el lado del sello, decía a sus soldados: "¡Nosotros perderemos!"

    Sin embargo, la moneda nunca mostraba el sello, siempre mostraba el águila. Y aquello hacía que los soldados lucharan entusiasmadamente en cualquier guerra hasta ganar.

    Años pasaron y el emperador seguía logrando victorias una tras otra. El emperador se hacía viejo y estaba a punto de morir. Su hijo - que sería el próximo emperador - fue a su habitación pidiéndole: "Mi padre, quiero tener tu moneda para seguir logrando victorias tal como tú." El emperador sacó la moneda de su bolsillo y se la dio a su hijo. Su hijo llevó la moneda y miró al primer lado y encontró 'águila', luego miró al otro lado de la moneda y se quedó estupefacto. Averiguó que los dos lados eran iguales; los dos tenían una águila.

    Miró tristemente a su padre y le dijo, "¡Todas estos años tú estabas engañando a la gente! ¿Qué les digo ahora? ¿Mi padre fue un héroe engañoso?"

    El emperador miró a su hijo y le respondió sabiamente, diciendo: "¡Mi hijo, no he engañado a nadie! Esta es la vida. Cuando vas a luchar en una batalla, hay dos posibilidades: Victoria o victoria. La derrota viene sólo si lo piensas; la victoria vendrá sólo si confias. No superé las adversidades de mi vida o tristeza por depender en la suerte; sino por sólo depender en Dios y confiando en mi mismo."

    El Emperador Japonés

    Había una vez, había un emperador sabio en Japón. Este emperador se acostumbraba a lanzar una moneda antes de ir a la guerra. Si lanzaba la moneda y mostraba 'águila', él confiadamente decía a sus soldados, "¡Nosotros ganaremos!" Pero si la moneda mostraba era  el lado 'sello', él decía a sus soldados, "¡Nosotros perderemos!" 


    Sin embargo, nunca había una vez cuando que la moneda mostrara 'sello', siempre mostraba 'águila'. Y aquello hacíaa los soldados luchar entusiastamente en cualquiera guerra hasta ganar.

    Años pasaron y el emperador seguía logrando las victorias una tras otra. El emperador se hacía viejo y fue a cuando estaba a punto de morir. S que su hijo - que sería el emperador próximo - vino a su habitación le pidiendo  pidiendole: "Mi p Padre, quiero haber tener estea moneda por para seguir logrando victorias tal como tu." El emperador sa la moneda de su bolsillo y se la dio a su hijo. Él llevó la moneda y miró a el primer lado y encontró 'águila', luego miró a el otro lado de la moneda y estupefacto. Averiguó que los dos de lados fueron los mismos; los de dos eran 'águila'.

    Miró tristemente a su padre y le dijo, "¡Todas estos años tu estabas engañando la gente! ¿Qué les digo ahora? ¿Mi padre era un héroe mentiroso?"

    El emperador miró a su hijo y le respondió sabiamente, diciendo, "¡Mi hijo, no he engañado nadie! Esta es la vida. Cuando vas a luchar en una batalla, hay dos elecciones: Victoria o victoria. Derrota vendría sólo si la piensas; victoria vendría sólo si lo confías. No supere las adversidades de su la vida o la tristeza por dependiendo en de la suerte; sino por sólo dependiendo en Dios y confiando en ti mismo."

    Write a correction

    Please enter between 25 and 8000 characters.

     

    More notebook entries written in Spanish

    Show More