Site Feedback

Un chiste de ladrones y cabrones

Cuando tenía 18 años, mis amigos de escuela y yo fuimos de vacación a Cornwall, al sur de Inglaterra.

Cornwall no es la Málaga o Benidorm de Inglaterra, pero es un destino vacacional muy popular - hay playas hermosas, con millas de dunas de arena, y el mar es bueno para la gente a que les gustan a hacer surf. También, el helado y los 'pasties' (empanadas) son famosas entre todo del país - ¡y no olvidar mencionar el pescado y papas fritas!

Entonces, sentíamos muy feliz de irnos del norte, aún con un viaje en coche de 8 horas - y llegamos sin incidente al campamento. Montamos las tiendas de campaña, y las venturas empezaron.
Tres días de buen rollo y bebidas después, desastre golpeaba! Me levanté de la mañana para descubrir que dejé mi mochillo fuera de la tienda durante toda la noche, y un ladrón lo había robado! En el mochillo, estaba mi dinero- 70 libras, mi ipod y los bebidos del grupo. Era dejado con solo diez libras por los 3 días siguentes, y un grupo de amigos que sentieron un poco enfado conmigo.

Pues bien, me dije, y me voy a la tienda local para comprar toda la comida por 3 días - galletas de Garibaldi, un paquete de patatas fritas, una barra de pan y un frasco de mermelada.

Estabamos cerca al mar, y los partes turisticos de Cornwall están llenas de gaviotas - y por los días que ya pasabamos allí las gaviotas cada día nos habían despertado muy muy temprano de la madrugada con sus gritos estridentes. El proxima mañana no estaba diferente - pero, está vez, ¡ el ruido era las gaviotas destruyendo la comida que la compré con el final de mi dinero! Otra vez, había dejado mis cosas fuera de la tienda, y otra vez, ladrones habían llegado durante la noche. Las galletas esparcían entre las tiendas, el pan y las patatas fritas - desaparecidos - solo el tarro de marmelada era bien, aunque en la terra.

Estaba enfadado.

La noche llegó, y en la madrugada, otra vez las gaviotas gritaban. Estaba en cama, amodorrado, y de repente vi dos piedes de color naranja sobre el techo de la tienda - y sin siquiera un pensamiento - ¡di un puñetazo a los piedes! Y con un sentimiento de gran satisfacción, volví a dormir.

(Gracías por leer, y por favor - corregir las cosas obvios y también frases torpes :)))

Share:

 

4 comments

    Please enter between 0 and 2000 characters.

     

    Corrections

    Un chiste de ladrones y cabrones

    Cuando tenía 18 años, mis amigos de la escuela y yo fuimos de vacaciones a Cornwall, al sur de Inglaterra.

    Cornwall no es la Málaga o Benidorm de Inglaterra, pero es un destino vacacional muy popular - hay playas hermosas, con millas de dunas de arena, y el mar es bueno para la gente a que les gustan a hacer surf. También, el helado y las 'pasties' (empanadas) son famosas entre todo del país - ¡y no sin olvidar mencionar el pescado y papas fritas!

    Entonces, estábamos sentíamos muy felices de irnos del norte, aún con un viaje en coche de 8 horas - y llegamos sin incidente al campamento. Montamos las tiendas de campaña, y las aventuras empezaron.
    Tres días de buen rollo y bebidas, después, el desastre nos golpeóaba! Me levanté de por la mañana para  y descubríir que había dejado dejé mi mochilalo fuera de la tienda durante toda la noche, y un ladrón lao había robado! En ela mochilalo, estaba mi dinero- 70 libras, mi ipod y las bebidas del grupo. Era dejado Me quedé con solo diez libras para los 3 días siguentes, y un grupo de amigos que sentieron estaban un poco enfadados conmigo. 


    Pues bien, me dije, y me voy a la tienda local para comprar toda la comida para 3 días - galletas de Garibaldi, un paquete de patatas fritas, una barra de pan y un frasco de mermelada.

    Estábamos cerca del al mar, y las zonas partes turìsticas de Cornwall están llenas de gaviotas - y por los días que ya habíamos pasadobamos allí las gaviotas cada día nos habían despertado muy muy temprano de la madrugada con sus gritos estridentes. El próxima La siguiente mañana no fue estaba diferente - pero, está vez, ¡ el ruido era de  las gaviotas destruyendo la comida que la compré con el final de mi último dinero! Otra vez, había dejado mis cosas fuera de la tienda, y otra vez, ladrones habían llegado durante la noche. Las galletas esparcídas entre las tiendas, el pan y las patatas fritas - desaparecidos - solo el tarro de marmelada estaba  era bien, aunque en el suelo la terra. (quizás hayas querido decir lleno de tierra


    Estaba enfadada

    La noche llegó, y en la de madrugada, otra vez las gaviotas gritaban. Estaba en la cama, amodorrada, y de repente vi dos piedes patas de color naranja sobre el techo de la tienda - y sin siquiera un pensarlomiento - ¡di un puñetazo a las patas piedes! Y con un sentimiento de gran satisfacción, volví a dormir.

    (Gracías por leer, y por favor - corregir las cosas obvias y también frases torpes :)))

     

    Muy bien Jennifer!, creo que tu mayor dificultad está en distinguir el masculino/femenino que entiendo debe ser bastante difícil para los angloparlantes.

     

    Un chiste de ladrones y cabrones

    Cuando tenía 18 años, mis amigos de escuela y yo fuimos de vacaciones a Cornwall, al sur de Inglaterra.

    Cornwall no es la Málaga o Benidorm de Inglaterra, pero es un destino vacacional muy popular - hay playas hermosas, con millas de dunas de arena, y el mar es bueno para la gente a que les gustan a hacer surf. También, el helado y los 'pasties' (empanadas) son famosas entre todo del país - ¡y no olvidar mencionar el pescado y papas fritas!

    Entonces, nos sentíamos muy felices de irnos del norte, aún con un viaje en coche de 8 horas - y llegamos sin ningún incidente al campamento. Montamos las tiendas de campaña y las aventuras empezaron.
    Tres días de buen rollo y bebidas después, ¡el desastre golpeaba! Me levanté por la mañana y descubrí que había dejado mi mochila fuera de la tienda durante toda la noche, ¡y un ladrón la había robado! En la mochila estaba mi dinero, 70 libras, mi ipod y las bebidas del grupo. Me habían dejado con sólo diez libras para los 3 días siguentes, y un grupo de amigos que se sentieron un poco enfados conmigo. (mi grupo de amigos se enfadaron un poco conmigo)

    Pues bien, me dije, y me voy a la tienda local para comprar toda la comida para 3 días - galletas de Garibaldi, un paquete de patatas fritas, una barra de pan y un frasco de mermelada.

    Estábamos cerca al mar, y los parques turísticos de Cornwall están llenos de gaviotas - y por los días que ya pasabamos allí las gaviotas cada día nos habían despertado muy muy temprano de la madrugada con sus gritos estridentes - todos los días que llevábamos allí las gaviotas nos habían despertado de madrugada, muy muy temprano, con sus gritos estridentes -. La mañana siguiente no sería diferente - pero, está vez, ¡el ruido era las gaviotas destruyendo la comida que la compré con el final de mi dinero que me quedaba! Otra vez había dejado mis cosas fuera de la tienda, y otra vez, los ladrones habían llegado durante la noche. Las galletas estaban esparcidas entre las tiendas, el pan y las patatas fritas desaparecidos, solo el tarro de mermelada estaba bien, aunque en la tierra.

    Estaba enfadado.

    La noche llegó, y en la madrugada, otra vez las gaviotas gritaban. Estaba en cama, amodorrado, y de repente vi dos pies (patas because is animal's feet) de color naranja sobre el techo de la tienda - y sin siquiera un pensamiento - ¡di un puñetazo a las patas! Y con un sentimiento de gran satisfacción, volví a dormir.

    (Gracías por leer, y por favor - corregir las cosas obvios y también frases torpes :)))

     

     

    Great! It's a long text and you've written very good.

    Write a correction

    Please enter between 25 and 8000 characters.

     

    More notebook entries written in Spanish

    Show More