Site Feedback

Anécdotas de la infancia

Un día que mi familia se había reunido en casa de mis abuelos, yo, teniendo unos 8 años, le pregunté al mayor de mis primos en qué país le gustaría vivir más. Dado desde poco tiempo atrás a la lectura de un voluminoso atlas encontrado en la biblioteca personal de mi madre, mis preferencias iban por las llanuras nevadas de Suecia, o acaso las selvas lujuriantes de Brazil. Con el desdén de quién se ve obligado a decir una obviedad, me contestó "pues, los Estados Unidos, que es el mejor país del mundo". Asentí vigorosamente con la cabeza.

Share:

 

0 comments

    Please enter between 0 and 2000 characters.

     

    Corrections

     

    Anécdotas de la infancia

    Un día que mi familia se había reunido en casa de mis abuelos, yo, teniendo unos 8 años, le pregunté al mayor de mis primos en qué país le gustaría vivir más. Dadao mi afición desde poco tiempo atrás a la lectura de un voluminoso atlas encontrado en la biblioteca personal de mi madre, mis preferencias iban se inclinaban por las llanuras nevadas de Suecia, o acaso las selvas espectaculares lujuriantes de Brazil. Con el desdén de quien se ve obligado a decir una obviedad, me contestó "pues, los Estados Unidos, que es el mejor país del mundo". Asentí vigorosamente con la cabeza.

    Anécdotas de la infancia

     

    Un día que mi familia se había reunido en casa de mis abuelos, yo, teniendo unos 8 años, le pregunté al mayor de mis primos en qué país le gustaría más vivir. Dado desde poco tiempo atrás a la lectura de un voluminoso atlas encontrado en la biblioteca personal de mi madre, mis preferencias iban por las llanuras nevadas de Suecia, o acaso las selvas lujuriosas de Brasil. Con el desdén de quien se ve obligado a decir una obviedad, me contestó "pues , en los Estados Unidos, que es el mejor país del mundo". Asentí vigorosamente con la cabeza. :-D

     

    Anécdotas de la infancia

    Un día que mi familia se había reunido en casa de mis abuelos, yo, teniendo unos 8 años, le pregunté al mayor de mis primos en qué país le gustaría vivir más. Dado desde poco tiempo atrás a la lectura de un voluminoso atlas encontrado en la biblioteca personal de mi madre, mis preferencias iban por las llanuras nevadas de Suecia, o acaso las selvas lujuriosas de Brasil. Con el desdén de quién se ve obligado a decir una obviedad, me contestó "pues, los Estados Unidos, que es el mejor país del mundo". Asentí vigorosamente con la cabeza.

    Anécdotas de la infancia

    Un día que mi familia se había reunido en casa de mis abuelos, yo tenía teniendo unos 8 años, le pregunté al mayor de mis primos ¿en qué país le gustaría vivir?más, dedicado Dado desde hace poco tiempo atrás a la lectura de un voluminóso atlas, encontrado en la biblioteca personal de mi madre, mis preferencias iban por las llanuras nevadas de Suecia, o acaso las selvas lujuriosas lujuriantes de Brazil. Con el desdén de quién se ve obligado a decir una obviedad, me contestó "pues, los Estados Unidos, que es el mejor país del mundo". Asentí vigorosamente con la cabeza.

    Anécdotas de la infancia

    Un día que mi familia se había reunido en casa de mis abuelos, yo, teniendo unos 8 años, le pregunté al mayor de mis primos en qué país le gustaría vivir más. Debido a, desde poco tiempo atrás, la lectura de un voluminoso atlas encontrado en la biblioteca personal de mi madre, mis preferencias iban por las llanuras nevadas de Suecia, o acaso las selvas lujuriantes de Brazil. Con el desdén de quién se ve obligado a decir una obviedad, me contestó "pues, los Estados Unidos, que es el mejor país del mundo". Asentí vigorosamente con la cabeza.

    Write a correction

    Please enter between 25 and 8000 characters.

     

    More notebook entries written in Spanish

    Show More