10 ideas de aprender chino fácil
Chino

10 ideas de aprender chino fácil

Aprender chino online es un modo muy eficaz de dominar esta lengua. Si, además, quieres avanzar en tu aprendizaje diario, puedes recurrir a varias ideas que te resultarán de gran utilidad. Se trata de iniciativas que puedes llevar a la práctica sin apenas esfuerzo ni medios.

Para ello, en este post te proponemos un total de 10, pero seguro que se te ocurren otras muchas más. A medida que las pruebes, descubrirás sus múltiples beneficios y seguirás recurriendo a ellas.

¿Cuál es la mejor manera de aprender chino? Si te haces esta pregunta, te recomendamos que pruebes italki. Nuestra plataforma te ayudará con un sistema de clases tan flexible como cómodo. Hazlo compatible con estas propuestas que te enumeramos a continuación.

1. Escucha canciones en chino

Escucha canciones

Una forma sencilla y muy divertida de profundizar en este idioma es escuchar canciones que resulten fáciles. Entre estas, podemos destacar las siguientes composiciones musicales:

  1. Ming Ming Jiu, de Jay Chou.
  2. Dilo, de Luhan.
  3. Yan Yuan, de Joker Xue.
  4. Tian Mi Mi, de Teresa Teng.
  5. Pao Mo, de GEM.

Para comenzar, sube el volumen y descubre cómo cada una de ellas puede servirte para continuar con tu aprendizaje. Seguro que cantarlas en tu casa (y bailarlas) se convierte en una fórmula lúdica y entretenida para estudiar. ¿Te animas a hacer la prueba? Apréndete el estribillo y déjate llevar por la melodía.

Además, te recomendamos buscar la letra en internet y comprobar, tras escuchar las canciones, todo lo que has podido comprender. Incluso puedes montar tu propio karaoke.

2. Ve películas, aunque sea con subtítulos

¿Qué mejor plan se te ocurre para una tarde de domingo en pleno invierno? Sofá, mantita y una película en la tele. Eso sí, elígela en chino y déjate llevar por la trama. No importa si no entiendes todo lo que ocurre en la pantalla. No debes desanimarte por ello. Trata de quedarte con las ideas más importantes e ir haciendo oído.

Para ayudarte, una buena idea es recurrir a los subtítulos. Puedes elegirlos tanto en español como en chino. Decántate por aquellos que te sirvan de ayuda y dale al play. ¡Disfruta del film!

3. Lee revistas y libros adaptados a tu nivel

No solo los libros de enseñanza que empleas en clase encierran los conocimientos que precisas ir adquiriendo poco a poco. Además, hay otro tipo de materiales que resultan igualmente válidos. Por ejemplo, las revistas y los libros que relatan quién sabe cuántas historias. ¿Cuáles son tus favoritos? ¿Los de aventuras? ¿Los de misterio? ¿O quizás prefieres las novelas románticas?

En función de cuál sea el género por el que sientes predilección, lleva a cabo la elección de un título. Pero recuerda buscar una propuesta acorde con el nivel que tengas.

4. Escribe el nombre de los objetos en notas y pégalas a ellos

Sin duda, se trata de una forma muy efectiva de aprender el vocabulario en chino. Realiza este ejercicio tan práctico en cada una de las estancias de tu hogar. Para ello, necesitas un bolígrafo y hojas de papel que cuenten con un adhesivo en la parte trasera.

Lo primero es seleccionar una serie de objetos. Por ejemplo, la cama, el armario, una lámpara, el televisor, el sofá, un espejo, las sillas, etc. El siguiente paso puede requerir de un diccionario. Escribe en cada una de las hojas el nombre de esos enseres en chino y pégalas en el lugar correspondiente. Irás memorizando las palabras a base de verlas a diario.

5. Confecciona tu propio diccionario

Puedes comprar un diccionario para consultarlo siempre que lo desees o, mejor aún, confeccionar el tuyo propio. ¿Cómo puedes hacerlo? Coge una libreta y un bolígrafo y comienza a apuntar las palabras con las que te encuentres a diario. Toma nota de las que descubras a través de las clases, de la televisión, leyendo, cantando o de otro modo.

Para que esta idea sea tan efectiva como deseas, no olvides repasar tu diccionario personal varias veces por semana. Insiste en las nuevas incorporaciones con el fin de memorizarlas. De este modo, irás ampliando el vocabulario que dominas sin darte apenas cuenta. No dudes en pedir ayuda a tu profesor de chino si lo necesitas.

6. Aprende una palabra por día y trata de utilizarla

Esta es otra de las formas de dominar el chino de forma verdaderamente sencilla que te proponemos llevar a la práctica. Solo tienes que buscar una palabra que no conozcas cada día, por ejemplo, en un diccionario. Apréndetela, busca cuál es su significado y averigua cómo pronunciarla correctamente.

A continuación, trata de incluir la palabra elegida en las conversaciones que mantengas en este idioma. Utilízala con la mayor naturalidad posible. También puedes usarla en las redacciones que lleves a cabo. Lo importante es que la emplees, que forme parte de tu práctica del chino.

7. Trata de pensar en chino

El ejercicio que te planteamos en este apartado te ayudará en tu aprendizaje y también a coger soltura. Para conseguirlo, puedes practicarlo en cualquier momento del día, independientemente de dónde te encuentres. Eso sí, requerirá de cierto esfuerzo por tu parte. Has de cambiar el chip y comenzar a pensar en chino. ¡Es todo un reto!

A pesar de que al principio pueda costarte, pronto se convertirá en algo habitual. Pasarás a hacerlo de modo automático. En este sentido, tu mente interiorizará este modo de funcionar, al mismo tiempo que adquirirás rapidez y no te costará tanto construir oraciones.

8. Sigue a influencers de China

Otra forma de aprender el idioma asiático con una mayor facilidad está en las redes sociales. Comienza a seguir a influencers de China a través de sus perfiles abiertos en Instagram, YouTube o cualquier otra plataforma. El interés por entender lo que te cuenten te servirá de motivación para avanzar en tus estudios.

Asimismo, sus publicaciones periódicas cumplirán una segunda función, la de mostrarte su cultura y modo de vida. Te familiarizarás con situaciones cotidianas y otras cuestiones que no aparecen en los libros de enseñanza de idiomas. Bastará con unos minutos al día de tu tiempo para beneficiarte de estas ventajas y aprender chino.

9. Queda con nativos para hablar

Si practicar es la manera ideal de aprender un idioma y adquirir soltura, necesitas buscar con quién hacerlo. Lo ideal es mantener conversaciones con nativos, ya que te ayudarán a mejorar tu pronunciación. A base de escucharlos, perfeccionarás la construcción de oraciones y descubrirás el lenguaje más coloquial.

Has de saber que las experiencias de intercambio entre español y chino son frecuentes. Busca en tu ciudad si existen personas que quieran llevar a cabo esta experiencia. Tú te beneficiarás hablando en chino y la persona procedente de ese país practicará el español contigo. También puedes intentar hallar una solución online con el objetivo de poder hablar mediante videollamadas.

10. Viaja a China en tus próximas vacaciones

Para finalizar, te proponemos vivir una experiencia realmente inmersiva en el aprendizaje de esta lengua. Viajar a China en tus próximas vacaciones te permitirá poner en práctica todo lo que has aprendido hasta el momento. Durante el tiempo que permanezcas en el país, no dejarás de hablar en chino para comunicarte. Como comprobarás, será un ejercicio continuo lleno de ventajas.

Pero no solo avanzarás en el manejo del idioma; tu estancia se convertirá en el modo idóneo de vivir la cultura, las tradiciones, el funcionamiento de la sociedad, etc. Será el mejor sistema para acercarte a un país que te sorprenderá.

Elige un profesor particular online para estudiar chino

Elige un profesor particular online

¿Cuál es la mejor manera de aprender chino? La respuesta a esta pregunta no es otra que buscar un profesor particular de chino online. Disfrutarás de una enseñanza que se caracteriza por la flexibilidad y la comodidad.

No son estas sus únicas ventajas. Te señalamos otras:

  • Tú eliges el profesor que más te convenza entre los disponibles en todo el mundo.
  • El número de clases semanales y su horario lo decides también tú, por lo que no tienes que adaptarte a programas cerrados.
  • Tienes la posibilidad de recibirlas desde cualquier lugar, como tu hogar, tu oficina, la terraza de un bar, etc.
  • El profesor centrará por completo su atención en ti porque no compartes las clases con otros estudiantes.
  • Tu aprovechamiento de la experiencia de aprender chino será del 100 %.
  • El ritmo de estudio lo marca tu capacidad de aprendizaje. Cuanto antes asimiles un concepto, antes pasarás al siguiente. Si te cuesta entender una cuestión, se insistirá más en ella hasta que la asimiles.
  • Pagas por las clases que recibes, por lo que puedes olvidarte de tarifas mensuales fijas.
  • El modelo de estudio basado en las nuevas tecnologías deja atrás otros sistemas educativos desfasados. Es el momento de apostar por la innovación.

En conclusión, aprender chino online promete ser una experiencia que se traducirá en infinidad de beneficios. Solo tienes que hacer la prueba y lo comprobarás por ti mismo. Aprende chino con italki, la plataforma que reúne profesores de más de 150 idiomas diferentes. Contacta con nosotros si necesitas más información. Estaremos encantados de ofrecértela.

Related Posts