Breve historia del idioma chino
Chino

Breve historia del idioma chino

¿Sabías que el idioma chino es el más antiguo del mundo? A modo de comparación, el español solo tiene algo más de mil años, frente a los, aproximadamente, cuatro mil del chino. Esta milenaria cultura bien merece un artículo que repase la historia china y el origen de su idioma. ¿Conoces italki? Si estás pensando en aprender chino, es una excelente opción. Pero, comencemos con el tema que nos ocupa.

Antecedentes históricos de China y su influencia en el idioma

La lengua china es de las pocas que tiene en su haber un registro escrito desde el segundo milenio a. C. Teniendo en cuenta este dato, los antecedentes históricos de China han sido clasificados por los expertos en tres fases: chino arcaico o prearcaico, chino clásico y, finalmente, chino contemporáneo. Vamos a hacer un breve repaso por cada una de estas fases y sus características.

Chino arcaico

El chino arcaico o antiguo fue la lengua que se empleó a lo largo de las dinastías reales Shang y Zhou, que se extendieron entre los siglos XII y III a. C. Su amplia duración en el tiempo hace que se puedan encontrar tanto inscripciones oraculares en elementos sagrados como textos clásicos de la literatura china.

Chino clásico

Durante las dinastías Sui, Song y Tang, que abarcaron desde el siglo IV a. C. hasta el siglo X d. C, apareció el chino clásico. Este periodo se considera la época más fructífera de la literatura y la lengua chinas, debido a que, durante su desarrollo, hubo una gran expansión de las artes y la filosofía. Durante esta época se da en el territorio el fenómeno conocido como diglosia, que provoca el uso de dos lenguas en un mismo espacio, con el mayor prestigio de una de ellas. El chino clásico comenzó a ser empleado por las clases sociales y culturales más altas, además de ser utilizado como lengua franca en otros países, como Vietnam.

Chino moderno

Finalmente, la etapa que abarca desde el siglo X hasta nuestros días está marcada por el predominio del chino moderno. Cabe destacar que ha mantenido algunas características morfológicas del chino clásico. Sin embargo, esta adaptación se ha llevado a cabo a través de las clases populares. Tras la caída de la monarquía y la llegada de la república, comienza en el país una etapa en la que se normaliza y simplifica la lengua, con el objetivo de llegar a todos los ciudadanos y alfabetizarlos. A día de hoy, la lengua china cuenta con 900 millones de hablantes, más otros 194 millones que la tienen como segunda lengua.

Teniendo en cuenta su auge como lengua preferente en los negocios y la enorme competitividad adquirida por China, podemos decir que el chino mandarín puede llegar a ser, en un futuro no muy lejano, un idioma imprescindible. Sobre todo, si quieres destacar en el ámbito laboral.

Los distintos dialectos del chino

Los distintos dialectos del chino

Cuando generalizamos y hablamos de aprender chino, en realidad estamos hablando de la variedad predominante en el país: el chino mandarín. Después de él, tenemos el wu, la lengua min y, finalmente, el cantonés. Cabe destacar que hemos nombrado los más importantes, pero hay más variantes (xiang, yin, etc.). En total, unas doscientas.

Estas variantes son muy distintas entre sí, y podemos decir que una persona que hable mandarín no podrá comunicarse fluidamente con una persona que hable min. En realidad, no son dialectos, sino idiomas diferentes, que comparten algunos elementos del vocabulario.

Como hemos mencionado, con la llegada de la república, y del Partido Comunista al poder, se instauró un sistema de escritura unificado. Esto facilitó el entendimiento entre toda la población china, ya que hizo que la escritura fuera la misma para todos, independientemente de la variante hablada.

Volviendo al mandarín, se trata del principal dialecto en China, tanto por número de hablantes como por su importancia política. Por motivos políticos y geográficos, esta variante llegó a ser conocida con múltiples nombres: pu tong hua (discurso común) en la República Popular; guo yu (idioma nacional) en Taiwán, o hua yu (idioma chino) en Malasia.

Por su parte, el mandarín que se habla en China, se divide en cuatro variantes según la región: Huabei Guanhua, o mandarín del norte, Jinghuai Guanhua, mandarín oriental, Xibei Guanhua, mandarín nororiental y Xinan Guanhua, sudoccidental. Estas variedades son inteligibles entre sí.

Hablantes de chino en todo el mundo

Por todo el mundo, los chinoparlantes se reparten de la siguiente forma:

  • China continental y Taiwán. El mandarín es el idioma oficial de estos dos países y la lengua franca entre hablantes de distintos dialectos, no inteligibles entre sí. Se utiliza tanto en un ámbito formal como informal y es la lengua utilizada en los medios de comunicación e instituciones.
  • Singapur. En este país, el chino mandarín es una de las cuatro lenguas oficiales, junto con el tamil, el malayo y el inglés. En esta región se tiene como lengua vehicular el inglés; el mandarín también se enseña en las escuelas de su comunidad lingüística.

Además, el mandarín se habla también en países como Tailandia, Malasia o Filipinas; sin embargo, aquí no es una lengua oficial, sino que se habla en áreas específicas o entre grupos de emigrantes chinos afincados en estos países.

Curiosidades del idioma chino

¿Sabías que la lengua china no cuenta con ninguna letra? El chino no cuenta con un alfabeto como conocemos en occidente, sino que se compone de caracteres. Miles de caracteres, concretamente unos 50 000. Sin embargo, no te asustes; para poder defenderte en esta lengua, conocer tres mil caracteres será suficiente.

Además, en chino no existe el género, ni tampoco el plural. En sus orígenes, el idioma se escribía de arriba abajo y esto tiene una explicación; en la antigüedad, se escribían los textos en tiras de bambú y otros soportes verticales. Sin embargo, hoy esto ha cambiado, pasando a escribir en el mismo orden que lo hacemos en Occidente.

Por otra parte, los caracteres chinos siempre se unifican en cuadrados. Esto quiere decir que, con independencia del número de líneas que los componen, siempre van a ocupar el mismo espacio en el texto. Finalmente, cabe señalar que los caracteres del idioma se escriben sin utilizar espacios entre las palabras y solo se intercalan a través de la puntuación. Como dato importante, los signos de puntuación se incluyeron en la escritura solo a principios del siglo pasado.

Razones para aprender chino

China es un país que ha logrado posicionarse en los primeros puestos de varios aspectos relevantes en el mundo. Hoy es una de las principales potencias económicas y esto hace que las grandes corporaciones tengan muy en cuenta la lengua china como requerimiento o complemento muy valioso en el currículum de diferentes puestos.

La economía del país se ha desarrollado de tal manera que, tal y como hemos visto, ha logrado posicionarse entre los primeros puestos y es la mayor en paridad de poder adquisitivo. Esto convierte el conocimiento de esta lengua en una oportunidad de oro para labrarte una carrera profesional de éxito en la que no te faltarán opciones. Las grandes multinacionales suelen contar con clientes chinos en sus carteras, que piden comunicarse con hablantes chinos para llevar a cabo sus negocios.

El idioma chino; un gran valor añadido a tu currículum

El idioma chino; un gran valor añadido a tu currículum

Además, cualquier empresa internacional siempre requerirá a sus futuros empleados el conocimiento de, al menos, un segundo idioma. Cuanto más exótico sea, mucho mejor. Un currículum en el que la segunda lengua sea la china, es sin duda un curriculum con un gran valor añadido, difícil de rechazar.

A pesar de las innumerables ventajas que tiene conocer este idioma, es posible que lo percibas como muy difícil de aprender. Esto no es así. La gramática china es relativamente fácil de aprender. No tiene conjugaciones de verbos, por lo que no será necesario memorizar tiempos verbales. Y recuerda que tampoco tiene declinaciones de género y número.

Al igual que en inglés, el orden de las palabras en chino es sujeto-verbo-objeto. Además, un gran número de términos del chino mandarín referidos a la ciencia, la salud, el Estado o la literatura derivan de palabras del inglés. Por este motivo, si bien es cierto que vas a sumergirte en una cultura totalmente distinta de la Occidental, muchos de sus conceptos clave contemporáneos te resultarán familiares.

Aparte de todas las ventajas que conlleva aprender un idioma, sobre todo cuando proviene de una cultura tan fascinante y en auge como la china, también puedes aprovechar este aprendizaje para conocer a fondo los antecedentes históricos de China y su cultura. Está claro que puedes viajar a China sin saber el idioma, pero si lo haces una vez que sepas comunicarte, la experiencia cambia por completo. Esta vez no solo vas a disfrutar de los hermosos paisajes, sino que te vas a sumergir de lleno en la cultura y forma de vida del país. Y créenos cuando te decimos que estas experiencias son inolvidables.

Aprende chino con italki

Seguro que después de leer esta pequeña aproximación al país asiático, te han entrado ganas de cumplir por fin tu sueño de aprender el idioma chino. No esperes más. Aprende chino con la ayuda de un profesor de chino, progresarás cada vez más rápido y en poco tiempo adquirirás las nociones básicas de la lengua. En italki contamos con los mejores profesionales, dispuestos a ayudarte con un método de aprendizaje efectivo y flexible. ¡Te esperamos!

Related Posts