Cuál sería el mejor país para aprender árabe
Árabe

Cuál sería el mejor país para aprender árabe

¿Quieres aprender árabe a través de una experiencia inmersiva? Para ello, lo primero que habrás de hacer es buscar un país de lengua árabe que te permita estudiarla. Elige una entre la más de una veintena de naciones existentes que te ofrezca todas las facilidades que precisas.

De este modo, comenzar a aprender árabe se convertirá en una actividad mucho más atractiva. También será más enriquecedora desde el punto de vista cultural y te hará contar con una mayor motivación. En este post te ayudamos a encontrar un lugar al que viajar para llevar a cabo tu aprendizaje.

Además, te recomendamos que continúes con su estudio a través de italki. Nuestra plataforma de enseñanza de más de 150 idiomas se convertirá en tu mayor aliada.

Qué país de lengua árabe es el idóneo para estudiarla

Antes de decantarte por uno, debes saber que este es el idioma empleado en países como:

  • Arabia Saudí.
  • Argelia.
  • Egipto.
  • Eritrea.
  • Emiratos Árabes Unidos.
  • Irak.
  • Jordania.
  • Kuwait.
  • Líbano.
  • Libia.
  • Marruecos.
  • Mauritania.
  • Palestina.
  • Catar.
  • Somalia.
  • Túnez.

Son solo una muestra de aquellas naciones en las que se utiliza como lengua oficial o cooficial. A la vista de este listado, puedes imaginar que dispones de numerosos destinos a los que desplazarte para estudiar árabe.

Pero ¿cuál de todos es el preferible para materializar tu objetivo? Seguro que te has formulado en más de una ocasión esta pregunta. Puede que te parezca que no tiene una respuesta fácil.

Por este motivo, te proponemos tres países en los que tendrás la oportunidad de alcanzar tu meta. Elige tu favorito y comienza a hacer la maleta para viajar a él.

1. Egipto

Egipto

Es uno de los destinos que te recomendamos para iniciarte en el estudio de esta lengua o mejorar tu nivel. En sus territorios tendrás la ocasión de familiarizarte con los dos tipos más comunes de árabe:

  1. El que se conoce como árabe moderno estándar: Es el más utilizado, por ejemplo, en los medios de comunicación que encontrarás en Oriente Medio.
  2. El árabe-egipcio coloquial: Los expertos aseguran que este es el más entendido de Oriente Medio.

El resultado es un doble conocimiento que te será muy útil. Imagínate la gran cantidad de gente con la que podrás comunicarte sin apenas dificultades en el futuro.

Sin embargo, no es esta la única ventaja de la que disfrutarás durante tu estancia. También podrás conocer una cultura milenaria que te encandilará. Aprovecha el tiempo libre que te dejen las clases para visitar sus imponentes pirámides. Leer las leyendas que se remontan infinidad de siglos atrás será otro plan muy interesante. Prueba a hacerlo en su idioma original. La lectura resultará casi mágica.

Puedes, asimismo, recorrer paisajes únicos, adentrarte en las frecuentadas avenidas, navegar por el Nilo, admirar bellos palacios y mezquitas, etc. Las posibilidades se multiplican.

El Cairo es la ciudad que te acogerá y te permitirá hacer realidad tu sueño. En ella, tendrás la suerte de acceder a una oferta educativa de gran interés. Por otra parte, ten en cuenta que en sus calles se hablan diferentes dialectos que podrás ir conociendo.

En definitiva, podrás aprovechar al máximo el tiempo que permanezcas en Egipto. Las ventajas son varias. A los conocimientos que adquieras del idioma, se sumarán los referidos a una civilización considerada como base de la moderna. Hacer turismo es otro de los placeres que te tiene reservado un viaje que ya se adivina memorable.

2. Marruecos

Es el más próximo a España y el que ofrece una radiografía lingüística tan completa que te sorprenderá. De hecho, te permite aprender varios idiomas a la vez si te lo propones. Por ejemplo, el árabe y el francés, con lo que aprovecharás al máximo tu estancia en Marruecos.

En este país del norte de África tienes a tu alcance varios programas de enseñanza de idiomas de estilo inmersivo. Descubrirás el árabe moderno estándar y el árabe dialectal marroquí. Dependerá de tus objetivos y de la localidad que escojas el que puedas acceder a unas propuestas concretas. Del mismo modo, la oferta complementaria de actividades y turismo será, igualmente, diferente.

Si te decantas por Tetuán, podrás apuntarte a cursos de cierta flexibilidad en lo que a su inicio se refiere. En tu tiempo de ocio disfrutarás de una ciudad que ha sido declarada patrimonio mundial de la humanidad por la Unesco. Especialmente relevante resulta su ubicación, calificada de estratégica. Desde ella, podrás desplazarte a otras localizaciones no menos interesantes. Desde sus playas hasta la vecina Tánger, sin olvidar sus museos, el antiguo palacio del siglo XVII de Khalifa…

Algo similar sucede con Meknès o Mequinez. Debe su nombre a la tribu bereber que fundó la población con el nombre original de Meknassi. La oferta de cursos de árabe se completa con otras propuestas lectivas. De esta manera, es posible elegir entre clases de política, de relaciones internacionales, religión, etc.

Además, en este municipio se habla francés y bereber. ¿Por qué no aprovechar para comenzar a familiarizarte con estas lenguas? El viaje resultará aún más enriquecedor, por no hablar de sus recursos turísticos. La lista es muy extensa. Es el caso del palacio Dar El Makhzen, el estanque de Agdal, la madraza Bou Inania, la prisión de Cara…

3. Jordania

Jordania

La tercera opción para estudiar árabe en un país en el que es lengua oficial o cooficial es esta. Jordania cuenta con programas de enseñanza del idioma para extranjeros que tratan de mejorar su nivel de forma intensiva. Cada vez son más los que acuden a sus centros educativos, mientras que se descartan otros destinos por su peligrosidad.

Al contrario que en ellos, la seguridad supone un punto a favor en este territorio bañado por el Jordán. Ocurre lo mismo con el clima. Se descarta la existencia de acontecimientos que puedan poner en peligro los planes de estudio. Por lo tanto, su plan de clases se cumplirá en el tiempo estimado. No hay nada que temer.

A la hora de decantarte por una ciudad, la más recomendable es su capital, Ammán. Esta moderna ciudad es la favorita de los estudiantes por las propuestas que alberga y otros recursos de interés. Una alternativa igual de factible puede ser también Madaba.

¿Qué más cosas, al margen de estudiar, podrás hacer en el reino hachemita de Jordania durante tu estancia? Después de las clases, puedes dedicar tiempo a conocer el país. Seguro que uno de los primeros lugares a los que sueñas desplazarte es a la ciudad perdida de Petra. El yacimiento arqueológico conocido internacionalmente se encuentra en el sudoeste del país. Data del año 300 antes de Cristo. Merece la pena realizar una visita para admirar de cerca esta construcción.

Además de Petra, te esperan el monte Nebo, el castillo de Ajlun, el desierto de Wadi Rum, el mar Muerto… Querrás descubrir estas y otras muchas localizaciones. Y cuando regreses a casa, podrás presumir tanto de tu nivel de árabe como de las fotografías que hayas tomado. Prepárate para sumar infinidad de likes en tu perfil de la red social Instagram.

Cuáles son los beneficios de aprender árabe en cualquiera de estos países

Independientemente del país que elijas, las ventajas de esta experiencia son:

  • Aprender árabe de una forma más rápida, ya que será el idioma que utilices durante las 24 horas del día.
  • Mejorarás al máximo tu pronunciación y tu acento.
  • Conocerás giros y expresiones coloquiales o de uso popular.
  • Te soltarás a la hora de hablar, aprendiendo a desenvolverte con una mayor rapidez.
  • Conocerás gente de otras nacionalidades, tanto en los programas lectivos como fuera de ellos.
  • Podrás ahondar en su cultura, en las tradiciones y en el modo de vida de la nación.
  • Harás turismo en las horas libres por la ciudad elegida y el resto del país.

Recurre a un profesor de árabe particular online

Los beneficios que tiene la experiencia de aprender el idioma árabe en uno de sus países son innegables. Pero al margen de esta opción, no olvides la importancia de tener un profesor de árabe particular por Internet. Resulta imprescindible. Sus clases son las que verdaderamente te garantizan aprender de un modo continuado en el tiempo.

Aun así, puedes combinar ambas opciones. De este modo, mientras permaneces en Egipto, Marruecos o Jordania, tienes la posibilidad de seguir recibiendo lecciones en línea. Es una de las ventajas de poder programar las clases los días que desees y a las horas que prefieras. Tú diseñas tu plan de estudio. No olvides que este método también te permite recibirlas desde el lugar que prefieras. Puede ser tu casa o aquella en la que te hospedes en un país de lengua árabe como los mencionados.

Definitivamente, aprender árabe se revela como un plan tan atractivo que te resultará imposible resistirte. Elige el destino que más seductor te parezca, pero no olvides tener un profesor particular a tu lado. Aprende árabe con italki, la plataforma de idiomas en la que ponemos a tu disposición a nuestro equipo de docentes. Ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos a elegir el profesor que más te conviene.

Related Posts