¿Cuáles son los pros y los contras de aprender francés?
Francés

¿Cuáles son los pros y los contras de aprender francés?

Hay muchas razones por las que aprender francés puede ser una excelente idea. Para empezar, estamos hablando de un idioma que se habla en más de 30 países y, además, es uno de los más utilizados en la red y está muy demandado por las grandes empresas.

Si estás pensando en iniciarte con él, en italki te podemos ayudar. Recuerda que en nuestra plataforma de aprendizaje en línea contamos con profesores nativos, cualificados y con experiencia. A continuación, vamos a explicarte cuáles son las principales ventajas de aprender la lengua francesa y algún que otro inconveniente.

Características del idioma

En primer lugar, hemos de tener en cuenta que el francés tiene ciertos aspectos que a los españoles nos resultan un poco difíciles de memorizar, en particular los relacionados con la pronunciación y la ortografía.

Pero, veamos algunas de sus características. Si bien es cierto que el francés y el español son dos idiomas que guardan muchas similitudes, sus pronunciaciones difieren bastante y algunas formas gramaticales resultan ciertamente complicadas.

El principal motivo por el que esto sucede es que el francés cuenta con 37 fonemas (7 más que el español) y, además, algunos de ellos son nasales, por lo que para nosotros es mucho más difícil pronunciarlos. Aprenderlos correctamente supone un gran esfuerzo, además del hecho de encontrarnos con varias letras que no se pronuncian. La solución a esto es constancia y mucha práctica. Poco a poco, tú mismo comprobarás que tu pronunciación va mejorando.

Ante todo, debes tener muy claro que lo más importante en este caso es tu motivación y capacidad de trabajo. Si ya dominas algún idioma, siempre te resultará más fácil, de la misma manera que si cuentas con amigos o familiares que sepan hablarlo y que puedan ayudarte. Vamos a ver algunos inconvenientes más de aprender francés.

Principales dificultades a la hora de aprender francés

Principales dificultades a la hora de aprender francés

En francés, las palabras no se escriben igual que se pronuncian. Este es el primer elemento de confusión y uno de los principales escollos que puedes encontrar a lo largo del aprendizaje de esta lengua.

Sin embargo, esta característica de la lengua francesa no debe preocuparte demasiado. Si escribes y pronuncias aquellas palabras y expresiones que más problemas te suponen, los resultados llegarán antes de lo que piensas.

Nosotros te recomendamos que veas cine y series en francés, leas libros que no resulten demasiado complicados, eches un vistazo a la prensa del país… En definitiva, cualquier medio por el que puedas aprender, escuchar y leer nuevas palabras y repasar las que ya sabes. A base de repetir aquellas cosas que no se te dan demasiado bien, lograrás interiorizarlas correctamente y, tarde o temprano, las tendrás dominadas por completo.

Estructuras gramaticales

En el francés hablado, la frase se deduce del contexto; sin embargo, las estructuras gramaticales se especifican en la escritura, por lo que es necesario ser más preciso. Para interiorizar este aspecto, puedes leer libros en francés y también ver películas. Esta última opción, además, te permitirá observar lo que se dice en la película y articularlo con la forma en que se escribe, por lo que resulta un método muy eficaz para memorizar ciertas construcciones que se te resistan.

Morfología

El español cuenta con numerosas fórmulas para formar el plural y distinguir los géneros, pero el idioma francés no funciona de la misma manera, por lo que es muy importante hacer hincapié en ello. Para esto, has de apoyarte en las formas gramaticales.

Estos son algunos de los principales problemas con los que te puedes encontrar a la hora de aprender francés. Sin embargo, no has de preocuparte. Siempre y cuando dediques un tiempo diario al estudio y seas constante, irán desapareciendo y notarás una enorme mejoría en todos los sentidos.

Lo más importante es que tengas claro que, aunque te puedes encontrar con algunos inconvenientes, los beneficios de aprender francés son mucho más numerosos. Te los mostramos en el siguiente apartado.

Ventajas de aprender francés

Aprender este idioma te va a ayudar a mejorar tus oportunidades laborales, ya que contarás con un valor añadido en tu currículum. Además, se convertirá en una herramienta más para desarrollar tu carrera profesional. En este sentido, no has de olvidar que se trata de una de las lenguas más empleadas en la red, algo que te permite tener acceso a todo tipo de información.

No tiene declinaciones

Este aspecto seguro que te supone quitarte un enorme peso de encima. Se trata, probablemente, del factor que más puede interesar a los estudiantes de lenguas extranjeras. De hecho, las declinaciones (distintas formas de una palabra según su función gramatical en la oración) siempre son una gran dificultad a la hora de aprender cualquier lengua. Recuerda que están presentes en muchas, como, por ejemplo, el alemán. Pues en francés ya no tendrás que lidiar con ellas.

La oportunidad de vivir nuevas experiencias

Si ya has visitado algún país extranjero sin tener conocimiento de su idioma, sabrás que es bastante frustrante no poder comunicarte con fluidez con los demás. Qué mejor que viajar a un país dominando el idioma o, al menos, conociéndolo un poco y así poder empaparte realmente de su cultura.

Sin duda, la carrera profesional es un aspecto muy importante en la vida de cualquier persona, pero no por ello hemos de olvidarnos de las experiencias vitales, del descubrimiento de nuevas culturas o del conocimiento de otras formas de pensar y ver la vida.

Recuerda que estas experiencias te hacen crecer personalmente y te ayudan a conocer más sobre el mundo y las distintas culturas con las que te puedes encontrar. De esta forma, aprender francés puede ser el impulso que te permita moverte sin problemas por numerosos lugares del planeta. Algunos están bastante alejados, como las islas Seychelles o Madagascar, pero otros son más cercanos y accesibles, como la bella ciudad de París.

La puerta para aprender otros idiomas

Habitualmente, la primera lengua extranjera que se aprende es el inglés. Sin embargo, si aún no dominas ese segundo idioma, podemos garantizarte que el francés es perfecto como puerta de entrada al aprendizaje de otros idiomas. Puede que te resulte incluso más sencillo que el inglés, ya que se parece bastante al español. Es un hecho que, una vez que aprendes un nuevo idioma, puedes plantearte seguir con otros que, normalmente, resultan más difíciles.

Es un idioma muy importante en el turismo

En nuestro país, varias comunidades autónomas viven de esta actividad, como, por ejemplo, la Comunidad Valenciana, Andalucía o Baleares. Estas regiones esperan cada año la visita de miles de turistas, entre los que los franceses ocupan un puesto muy importante. Esto te proporciona una salida profesional más: sabiendo hablar este idioma, multiplicas tus posibilidades de conseguir un contrato en este sector.

Una de las lenguas más dinámicas

Las perspectivas del francés son excelentes. Su presencia en numerosos países hace que sea una lengua en constante evolución, pues se renueva y se enriquece constantemente con nuevos términos y aportaciones de otros países. En este sentido, se encuentra a la altura del inglés y del español.

Te abre las puertas a la bolsa de trabajo europea

Te abre las puertas a la bolsa de trabajo europea

Se trata de uno de los idiomas más demandados si deseas conseguir trabajo en la Unión Europea. De hecho, casi todas las naciones de Europa incluyen el francés en su plan de estudios.

Pero, además, no has de olvidar que en países como Canadá el francés es lengua cooficial. Esto significa que, si lo dominas, puedes plantearte una estancia allí.

Como puedes comprobar, no son pocos los motivos para aprender francés. Una lengua fascinante que, además, no te va a resultar demasiado difícil de aprender.

Aprende francés con italki

Parece evidente que las ventajas son infinitamente más numerosas que los inconvenientes, por lo que seguramente ya te hayas decidido a aprender francés. Si es así, no esperes ni un segundo y lánzate de lleno a esta aventura. Sigue nuestros consejos y revisa películas, libros, revistas, periódicos…

Son excelentes herramientas para comenzar y te ayudarán a lograr pequeños progresos que te alentarán a seguir. Cuando veas que puedes enlazar un par de frases en el idioma y mantener una pequeña conversación con nativos, te sentirás muy orgulloso y querrás saber cada vez más.

No queremos dejar pasar la ocasión de recomendarte que contactes con un buen profesor de francés. Estudiar a solas o pasar una temporada en el país son buenas ideas, pero, con la ayuda de un profesor, notarás verdaderamente los avances. Tu ritmo de aprendizaje se va a disparar, ya que podrás practicar la pronunciación y te corregirán en el momento. Además, resolverás todas las dudas que te surjan en tiempo real.

Y con respecto a la organización, vas a seguir un método de aprendizaje totalmente adaptado a tus necesidades y a tu ritmo de vida. Si tus horarios de trabajo son un poco complicados, en italki contamos con los mejores profesionales para facilitar tu tarea. No te lo pienses más y aprende francés con nosotros. Comienza ya a dominar este hermoso idioma que puede abrirte nuevos horizontes.