Español

Diez consejos para hablar y escribir bien en español

Hablar y escribir bien en cualquier idioma requiere tiempo y, sobre todo, esfuerzo. Lo mismo puede decirse del aprendizaje del español. Tal vez ahora te parezca algo imposible de conseguir, pero no es así. A medida que avances en tus estudios, serás consciente de tus propios progresos, y esto te servirá de motivación para continuar mejorando día a día.

¿Te gustaría saber cómo aprender a hablar correctamente el español? ¿Sueñas con escribir a la perfección en la lengua de Cervantes? En esta entrada te damos 10 claves que te serán muy útiles. Si las pones en práctica, pronto verás cumplidos tus deseos.

Además, te recomendamos recurrir a la plataforma de enseñanza de idiomas online italki. Nuestra empresa se convertirá en tu mayor aliada a la hora de aprender español.

1. Amplía al máximo tu vocabulario

¿Cómo puedes expresarte de la mejor manera posible tanto de forma oral como escrita? Seguro que te has hecho esta pregunta en más de una ocasión. La respuesta incluye una serie de claves.

Para empezar, es importante que aprendas vocabulario, es decir, que te familiarices con el máximo posible de palabras en español pertenecientes a los más diversos temas. Comienza por estas:

  • Días de la semana y meses.
  • Números.
  • Colores.
  • Profesiones.
  • Animales.
  • Alimentos.
  • Saludos y presentaciones.
  • Finanzas.
  • Tu especialidad laboral.

De este modo, cuanto más términos domines, mayor fluidez adquirirás para comunicarte con otras personas. Memoriza diariamente nuevas palabras y repasa las ya aprendidas. Al fin y al cabo, de lo que se trata es de asimilar un número considerable de ellas. Ir incrementándolo de forma progresiva es lo más aconsejable. Así, la pobreza léxica dejará de ser un problema para ti.

2. Escribe y pronuncia cada término como es debido

Tan importante como aprender vocabulario es saber escribirlo y pronunciarlo como corresponde. Recuerda que de nada te sirve aprender nuevas palabras si no eres capaz de emplearlas debidamente a la hora de mantener una conversación.

Otro tanto puede decirse sobre su uso en la redacción de un texto. Consultar la Real Academia Española (RAE) te ayudará a saber cómo plasmar por escrito cualquier término si tienes dudas. También te permitirá saber su significado, cómo formar el plural y otras cuestiones relevantes.

Por otro lado, es conveniente que pronuncies de la manera adecuada ese vocabulario que ya has aprendido. Comprueba que lo haces bien para que no se produzcan confusiones y no dudes en consultar con tu profesor si albergas la más mínima duda.

3. Destierra los errores de puntuación

Imagina que has avanzado a pasos agigantados en el aprendizaje de esos términos que consideras imprescindibles para comunicarte. Además de darte la enhorabuena, te invitamos a que prestes atención para no cometer errores de puntuación.

Por ello, cuando redactes cada frase, trata de ser lo más precavido posible. Así, por ejemplo, coloca puntos y comas en el lugar que se necesiten. Su inclusión en cualquier redacción no es algo banal o fruto de un capricho, sino que contribuye a dotar de sentido a cada oración.

No olvides, asimismo, otro elemento de puntuación del español: el signo de interrogación que abre las preguntas. Pese a que pueda parecerte un simple detalle sin importancia, juega un papel fundamental.

4. Cuida la entonación

4. Cuida la entonación

El equivalente a los signos de puntuación en la práctica oral es la entonación. Para facilitar la comunicación, habrás de tenerla en cuenta en todo momento. ¿Cómo puedes asegurarte de que entonas cada oración y sus correspondientes palabras como es necesario?

Comienza por aprender en qué sílaba se acentúa, independientemente de si el término lleva o no tilde. Si no estás seguro de que lo estás haciendo del modo correcto, pregunta a tus profesores. Consulta también a los participantes de los intercambios de idiomas que lleves a cabo con nativos.

Entona, igualmente, cada oración que vayas a pronunciar. Como bien sabes, no es lo mismo una interrogación que una exclamación. El tono puede llegar a cambiar por completo su sentido.

5. Emplea de forma correcta la gramática

Ahora que ya sabes lo importante que resulta aprender vocabulario y cuidar su puntuación y entonación, toca cuidar la gramática. Sin duda, es otra de las cuestiones más relevantes que se abordan en el aprendizaje de un programa formativo de idiomas.

Por lo tanto, deberás recibir, de la mano de un docente cualificado, lecciones referidas a esta cuestión. Puedes completarlas de forma autodidacta después de sus clases.

Independientemente del método por el que te decantes, estudia bien esta parte del idioma español. Así tendrás la oportunidad de expresarte sin fallos que lleguen a poner en riesgo la comunicación. Tus interlocutores serán capaces de comprender el mensaje que tratas de trasladarles de principio a fin.

6. Aprende a manejar los verbos

Si la gramática es importante, no lo son menos los verbos. De hecho, representan una parte fundamental del estudio de los idiomas, así como de la construcción de las oraciones que planees emplear. Tanto si las redactas como si las dices de viva voz, debes usar el tiempo verbal más adecuado.

En consecuencia, al aprender español, es crucial que sepas conjugar los distintos verbos para saber cómo utilizarlos en cada momento. Así evitarás errores, como confundir el imperativo con el infinitivo. Comienza por elegir los de uso más recurrente. Son estos:

  • Ser.
  • Estar.
  • Haber.
  • Tener.
  • Ir.
  • Venir.
  • Comprar.
  • Comer.
  • Hablar.
  • Leer.
  • Dormir.

Como imaginarás, son solo una muestra de los más populares, cuya utilización se produce casi de continuo en cualquier conversación. Una vez que los domines al 100 %, ya habrá tiempo de ir ampliando la lista con nuevos verbos.

7. Lee mucho en español

Para saber escribir correctamente en español, es necesario que te acostumbres a leer. Este hábito te permite fijarte en el modo en que se escriben las palabras y también en la manera en la que se construyen las frases. A base de observarlas y prestarles atención, dejarás de tener dudas sobre su utilización.

Tampoco cometerás algunos de los fallos que se producen frecuentemente. De esta forma, tu aprendizaje será mucho más rápido y eficaz. Si no sabes qué leer, puedes comenzar con:

  • Revistas de diferentes temáticas que encuentres a la venta.
  • Un periódico en papel o en su versión digital.
  • Libros cuyo nivel se adapte al de tus conocimientos de la lengua.
  • Los cómics también sirven, pese a que el texto es más reducido.

8. Escucha a otros hablar

Hacer oído, como coloquialmente se dice, es una recomendación que siempre se hace. Y no es de extrañar, pues escuchar a otros hablar en español te permitirá aprender cómo expresarte de forma oral. También te servirá para saber qué entonación debes utilizar en cada caso.

Por otra parte, contribuirá a que sepas cómo mantener una conversación de un modo más informal. En este sentido, podrás comprobar cómo los nativos españoles o de habla hispana recurren a un gran número de expresiones y giros populares. Son cuestiones que no acostumbran a aprenderse en los libros de estudio, pero que se usan a pie de calle. Por lo tanto, gozan de cierta importancia que merece la pena ser tenida en cuenta.

9. Aprende de tus errores

No tengas miedo a expresarte en español y lánzate a hacerlo tanto por escrito como hablando. Romper el hielo es fundamental en la práctica de cualquier idioma, ya que te permite avanzar en su aprendizaje.

Por ello, no sientas vergüenza ni temor alguno si cometes fallos. Todo lo contrario, interpreta estos como un aprendizaje. Deja que tu profesor o los nativos con los que hables te ayuden con sus correcciones.

10. Recurre a un profesor de español particular online

Esta es nuestra última, pero no menos importante, recomendación. Por mucho que hables, estudies y trates de mejorar por tu cuenta, recurre a un profesor de español particular online. Será quien de verdad te ayude a dominar el idioma que estás estudiando.

Comodidad y flexibilidad son las principales ventajas a las que da lugar este método de aprendizaje. Pero no son las únicas, también te permite avanzar a una mayor velocidad. Descubre el resto de beneficios que comporta.

¿Qué ventajas conlleva contar con un profesor español particular online?

¿Qué ventajas conlleva contar con un profesor español particular online?

Estos son los beneficios de los que disfrutarás:

  • eliges el profesor que prefieres.
  • Eres tú quién decide el día y la hora de las clases.
  • También tienes la oportunidad de seleccionar el método y los contenidos.
  • Marcas el ritmo de avance de las materias.
  • Puedes formular tantas preguntas como desees.
  • El docente focaliza en ti su atención sin compartirla con otros alumnos.
  • Puedes recibir las clases desde el lugar que prefieras.
  • Pagas únicamente por las clases que recibes y no cuotas fijas mensuales.
  • Ahorras tiempo y dinero en desplazamientos a una academia de idiomas.

Ahora que ya sabes cómo aprender a hablar correctamente el español, no lo dudes y lleva a la práctica lo aprendido. Si sigues los consejos que te hemos dado, incluido el de buscar un profesor particular para hablar y escribir bien, el éxito está asegurado. Y lo más importante: aprende español con italki. Contáctanos y te facilitaremos toda la información que precises.

Related Posts