¿Es posible dominar el idioma italiano en un año?
Italiano

¿Es posible dominar el idioma italiano en un año?

Si has comenzado a estudiar el idioma italiano o planeas hacerlo, quizás te preguntes cuánto tiempo necesitas para dominarlo. ¿Quieres saber si lo conseguirás en apenas un año ¿Necesitarás más tiempo?

Lo cierto es que para hablar italiano con fluidez hay una serie de factores que entran en juego. Los conocerás en esta misma entrada. A lo largo del texto también descubrirás los trucos que puedes llevar a la práctica para acelerar tu aprendizaje. Se trata de recomendaciones básicas, pero muy eficaces, que te servirán de gran ayuda.

Si deseas aprender italiano a un ritmo a tu medida, te recomendamos que conozcas el método de italki. Nuestra plataforma está especializada en la enseñanza de más de 150 lenguas diferentes.

De qué factores depende la velocidad para aprender italiano

Si te planteas como reto dominar el idioma oficial de Italia en un tiempo récord, debes tener en cuenta varios factores. Se trata de cuestiones clave que condicionan tus avances en su estudio. Deberás analizarlas para poder realizar una previsión lo más fiable posible.

1. Tu lengua materna y su similitud con el italiano

Es una realidad que el aprendizaje de un idioma se ve condicionado por la lengua materna del estudiante. Representa un punto de partida crucial. Por suerte, el español tiene multitud de similitudes con el italiano. Y no es de extrañar; ambos derivan del latín.

De esta forma, verificarás lo sencillo que puede llegar a ser entender buena parte de su léxico. Por ejemplo:

  • Grazie significa «gracias».
  • Per favore, «por favor».
  • Amore, «amor».

Lo mismo ocurre con las estructuras gramaticales y con los tiempos verbales, como pronto comprobarás.

Sin embargo, muchas de las expresiones de una lengua no se entienden en la otra. Existen, igualmente, partículas (‘ci’ y ‘ne’) muy habituales en italiano que no tienen presencia alguna en español.

Tampoco la pronunciación de algunas sílabas en italiano es igual:

  • ‘Ce’ se pronuncia ‘che’.
  • ‘Che’, por el contrario, se pronuncia ‘que’.
  • ‘Ci’ da lugar a ‘chi’.
  • ‘Chi’ se dice ‘qui’.
  • ‘Que’ es en realidad ‘cue’.
  • ‘Qui’ ser´’a ‘cui’.
  • ‘Ll’ se pronuncia como una única ‘l’
  • ‘Gn’ equivale a la ‘ñ’ del español.

2. Los conocimientos que tengas de otros idiomas

2. Los conocimientos que tengas de otros idiomas

Si antes de comenzar a aprender la lengua italiana ya dominas otros idiomas, tendrás una mayor facilidad para su estudio. Por consiguiente, el aprendizaje será también más rápido. Lo harás a una velocidad de crucero si las lenguas que has estudiado derivan, igualmente, del latín.

En resumen, la acumulación de conocimientos se convertirá en una ventaja para continuar adquiriendo otros nuevos. Tendrás ocasión de comprobarlo a medida que seas capaz de alcanzar tus objetivos en menos tiempo de lo que resulta habitual.

3. El tiempo que inviertas en el aprendizaje

Cuanto más tiempo dediques al estudio de este o cualquier otro idioma, más pronto lo podrás hablar con fluidez. No obtendrás igual resultado asistiendo a clases dos veces por semana que haciéndolo de modo intensivo de lunes a viernes.

Por este motivo, deberás planificar tu agenda y tener claro cuál va a ser tu compromiso. Es así como las experiencias de tipo inmersivo se convertirán en tus mayores aliadas. Una estancia en Italia o un intercambio de estudios, por ejemplo, activarán el proceso de aprendizaje.

4. La motivación es vital

Al igual que en el caso anterior, estás ante una regla directamente proporcional. De esta manera, cuanta más motivación tengas por conocer la lengua italiana, mayor será tu velocidad de aprendizaje. Por tanto, de ti depende que logres hablarla en un año o en un periodo temporal más amplio.

Vista esta relación causa-efecto, está claro que necesitas encontrar una motivación cuanto antes. Te servirá de impulso. Estas son algunas ideas que pueden ayudarte:

  • Buscar un empleo en Italia para iniciar una nueva vida.
  • Viajar a este país del Mediterráneo con el objetivo de conocerlo en profundidad.
  • Estudiar un posgrado en una universidad italiana que mejore tu curriculum vitae.
  • Disfrutar de la riqueza de una cultura con muchos siglos de historia.
  • Conocer gente nueva (y quién sabe si también un amor).

5. Tu exposición al italiano

¿Viajas a menudo a Italia? ¿Acostumbras a ver series o películas rodadas en este país en versión original? ¿Tienes amigos italianos con los que poder practicar la expresión oral? ¿Lees periódicos digitales para estar al día de la actualidad italiana?

Si has contestado afirmativamente a estas preguntas, estás de suerte: Tu exposición al italiano es alta y, por lo tanto, tu aprendizaje irá más rápido.

Si, por el contrario, las respuestas negativas ganan a las afirmativas, ha llegado el momento de introducir nuevos hábitos en tu rutina diaria. Comienza por leer en esta lengua, escuchar la radio, aprender canciones, etc. Pronto notarás tus avances.

Trucos para aprender italiano con mayor rapidez

Independientemente de cuál sea tu punto de partida, cuando comiences a estudiar italiano puedes acelerar el proceso. Pero ¿cómo se puede aprender este idioma más rápido? ¿Hay formas que aseguren dominarlo en el menor tiempo posible?

Sí, existen diferentes trucos que te permiten alcanzar tus metas mucho más pronto de lo esperado. Solo tienes que continuar leyendo para descubrirlos. Te serán tan útiles como eficaces.

Comienza por aprender lo más básico

Céntrate en aprender el vocabulario que más puedas necesitar en el día a día. No tienes que memorizar cantidades ingentes de términos que sabes de antemano que no vas a emplear. Es mejor que rentabilices las horas de estudio.

Para ello, céntrate en el léxico, la gramática y los verbos que vayas a usar habitualmente. Si por tu profesión vas a llevar a cabo negocios en un determinado sector, domina la terminología. Si tu interés se refiere al ámbito turístico, toma nota de expresiones y palabras que puedas precisar.

Sigue a influencers italianos

No importa si son youtubers, instagramers o celebrities. Elige a los influencers italianos que despierten tu interés y síguelos a través de sus distintas redes sociales. Cuanto más atractivos te resulten por su estilo de vida o sus gustos, más motivado te sentirás a ver sus vídeos y leer sus publicaciones. Harás oído, al mismo tiempo que tu interés por comprender sus mensajes te llevará a estudiar más.

Si no sabes por cuáles empezar, te proponemos seguir a:

  • Chiara Ferragni.
  • Mariano Divaio.
  • Chiara Biasi.
  • Fabio Atanasio.
  • Eleonora Carisi.
  • Lorenzo Liverani.

Haz una inmersión en el arte

Haz una inmersión en el arte

No hay como disfrutar del arte en todas sus facetas para sentir cómo te enriquece. Si optas por vivir las más diversas expresiones artísticas en italiano, el beneficio será doble. Sin darte apenas cuenta, adquirirás nuevos conocimientos.

Por ese motivo, comienza a elegir cómo llenar tu tiempo de ocio en italiano con estas actividades:

  • Lee a los autores clásicos de Italia.
  • Elige películas italianas sin recurrir al doblaje, aunque sí puedes utilizar los subtítulos.
  • Escucha los grandes éxitos de cantantes como Eros Ramazzotti, Andrea Bocelli, Domenico Modugno…

Practica siempre que puedas

No solo la teoría es importante cuando aprendes un nuevo idioma. También la práctica es relevante. Así que no dudes en practicar todo lo posible en tu día a día. Solo es preciso que generes oportunidades para hacerlo:

  • Apúntate a un intercambio con nativos de italiano.
  • Elige el italiano en la opción de ajustes de tu teléfono móvil y tu ordenador personal.
  • Si en tu barrio hay comerciantes u hosteleros de este país, dirígete a ellos en su lengua.
  • Trata de pensar en italiano para acostumbrarte a su uso.

Busca un profesor de italiano particular online

A la hora de empezar a recibir clases, decántate por un profesor de italiano particular en línea. Es el método que te garantiza los mejores resultados en el menor tiempo posible. No es la única ventaja en la que se traduce.

También disfrutarás de la flexibilidad y la comodidad que lo caracterizan. Para empezar, tú eres quien elige cuándo recibes las clases. Estableces el día, la hora y el lugar desde el que las sigues.

Además, podrás elegir la temática que más te convenga para tus estudios o tu profesión. Conlleva otros beneficios no menos interesantes:

  • Pagas únicamente por las clases que recibes.
  • El ritmo de avance depende solo de ti.
  • El docente centra al 100 % su atención en ti.
  • Puedes formular todas las dudas y preguntas que desees.
  • Ahorras tiempo y dinero en desplazamientos.
  • Dispondrás de un plan de estudio diseñado a tu medida.

Cumple tu objetivo comenzando a aprender italiano hoy

En resumen, cumplir tu objetivo de hablar esta lengua en un año no es imposible. Eso sí, debes tener en cuenta los factores que te hemos comentado anteriormente. Una vez que los evalúes, es necesario que tomes nota también de las recomendaciones que acelerarán tu proceso de aprendizaje.

De esta forma, alcanzarás tu meta de hablar italiano. Pronto serás una de las más de cien millones de personas que lo hablan en todo el planeta, como lengua materna o segundo idioma. ¿Aceptas el reto?

Domina el idioma italiano mientras conoces su riqueza cultural, su historia, su arte… Decídete y aprende italiano desde hoy de la mano de italki. Contacta con nosotros y te facilitaremos la información que desees sobre nuestra plataforma.

Related Posts