Amanda
Siempe me ha gustado escribir. Cuando era niña, mi cuarto estaba lleno de cuadernos para las historias que escribía. Mis abuelos compraban muchos suministros de oficina para su pequeña empresa, y ellos me permitían sacar un cuadero cada vez que lo quisiera. Sin embargo, la gran mayoría de los cuandernos en mi cuarto estaba casi en blanco. Siempre empezaba una historia, escribía algunos capítulos, y me rendía. Aunque fue un desperdicio de papel, dejaba escribiendo en ese cuandero para empezar la nueva historia en un cuandero en blanco. La historia más larga que escribí cuando era niña tenía alrededor de 40 páginas y se llamaba “Te presento a Maggie”. La protagonista, Maggie, era muy parecida a mí. En la historia, ella hice las cosas que quería hacer yo misma, como comprar una mascota e ir de vacaciones a una isla. Maggie también empiece a resolver un misterio, pero nunca escribí el fin de la historia. Mientras escribía la historia, llevaba el cuadero a la escuela cada día y dejaba que mis amigas la leyeran. Es uno de mis recuerdos favoritos de la escuela primaria. Sabía que quería escribir muchas historias algún día. Sin embargo, me llevó mucho tiempo aprender a escribir tramas interesantes y terminar historias. Hoy en día, escribo historias mucho más largas que “Te presento a Maggie” y desperdicio mucho menos papel (dado que escribo con un ordenador).
Sep 30, 2021 12:37 PM
Corrections · 3
Siempre me ha gustado escribir. Cuando era niña, mi cuarto estaba lleno de cuadernos con las historias que escribía. Mis abuelos compraban muchos suministros de oficina para su pequeña empresa, y ellos me permitían sacar un cuaderno cada vez que lo quisiera. Sin embargo, la gran mayoría de los cuadernos en mi cuarto estaba casi en blanco. Siempre empezaba una historia, escribía algunos capítulos, y me rendía. Aunque fuera un desperdicio de papel, dejaba de escribir en ese cuaderno para empezar una nueva historia en un cuaderno en blanco. La historia más larga que escribí cuando era niña tenía alrededor de 40 páginas y se llamaba “Te presento a Maggie”. La protagonista, Maggie, era muy parecida a mí. En la historia, ella hacía las cosas que quería hacer yo misma, como comprar una mascota e ir de vacaciones a una isla. Maggie también empezó a resolver un misterio, pero nunca escribí el final de la historia. Mientras escribía la historia, llevaba el cuaderno a la escuela cada día y dejaba que mis amigas la leyeran. Es uno de mis recuerdos favoritos de la escuela primaria. Sabía que quería escribir muchas historias algún día. Sin embargo, me llevó mucho tiempo aprender a escribir tramas interesantes y terminar historias. Hoy en día, escribo historias mucho más largas que “Te presento a Maggie” y desperdicio mucho menos papel (dado que escribo en un ordenador).
Muy interesante lo que nos cuentas Amanda. Me alegra que hayas seguido escribiendo.
Sep 30, 2021 5:39 PM
Siempe me ha gustado escribir. Cuando era niña, mi cuarto estaba lleno de cuadernos de historias que escribía. Mis abuelos compraban muchos suministros de oficina para su pequeña empresa, y ellos me permitían sacar un cuaderno cada vez que queria. Sin embargo, la gran mayoría de los cuadernos en mi cuarto estaban casi en blanco. Siempre empezaba una historia, escribía algunos capítulos, y me rendía. Aunque era un desperdicio de papel, dejaba escrito en ese cuanderno, para empezar la nueva historia en otro cuaderno en blanco. La historia más larga que escribí cuando era niña tenía alrededor de 40 páginas y se llamaba “Te presento a Maggie”. La protagonista, Maggie, era muy parecida a mí. En la historia, ella hacia las cosas que quería hacer yo, como comprar una mascota e ir de vacaciones a una isla. Maggie también empezó a resolver un misterio, pero nunca escribí el fin de la historia. Mientras escribía la historia, llevaba el cuadero a la escuela cada día y dejaba que mis amigas la leyeran. Es uno de mis recuerdos favoritos de la escuela primaria. Sabía que quería escribir muchas historias algún día. Sin embargo, me llevó mucho tiempo aprender a escribir tramas interesantes y terminar historias. Hoy en día, escribo historias mucho más largas que “Te presento a Maggie” y desperdicio mucho menos papel (dado que escribo con un ordenador).
Muy bien Amanda! Que linda pasion por la escritura. Que tengas un buen dia, y estoy a tu disposicion si quieres practicar español
Sep 30, 2021 1:54 PM
Siempre me ha gustado escribir. Cuando era niña, mi cuarto estaba lleno de cuadernos para las historias que escribía. Mis abuelos compraban muchos suministros de oficina para su pequeña empresa, y ellos me permitían sacar un cuaderno cada vez que lo quisiera. Sin embargo, la gran mayoría de los cuadernos en mi cuarto estaban casi en blanco. Siempre empezaba una historia, escribía algunos capítulos, y me rendía. Aunque fue un desperdicio de papel, dejaba de escribir en ese cuaderno para empezar la nueva historia en un cuaderno en blanco. La historia más larga que escribí cuando era niña tenía alrededor de 40 páginas y se llamaba “Te presento a Maggie”. La protagonista, Maggie, era muy parecida a mí. En la historia, ella hacía las cosas que quería hacer yo misma, como comprar una mascota e ir de vacaciones a una isla. Maggie también empezaba a resolver un misterio, pero nunca escribí el fin de la historia. Mientras escribía la historia, llevaba el cuaderno a la escuela cada día y dejaba que mis amigas lo leyeran. Es uno de mis recuerdos favoritos de la escuela primaria. Sabía que quería escribir muchas historias algún día. Sin embargo, me llevó mucho tiempo aprender a escribir tramas interesantes y terminar historias. Hoy en día, escribo historias mucho más largas que “Te presento a Maggie” y desperdicio mucho menos papel (dado que escribo con un ordenador).
Tienes muy buen español, y definitivamente el talento para contar historias.
Sep 30, 2021 12:43 PM
Want to progress faster?
Join this learning community and try out free exercises!
Amanda
Language Skills
English, French, Italian, Spanish
Learning Language
French, Spanish