Anthony Zamora
Professional Teacher
Durante mis vacaciones en Perú, me quedé dos noches en una isla flotante. Las islas flotantes del lago Titicaca, que se ubica en el departamento de Puno, son islas artificiales hechas de cañas. En ellas vive el pueblo Uros, que habla una lengua indigena de la región. La gente Uros de Titicaca hace tapices muy bonitos y artesanía tambien para vender a los que visitan las islas. OJO: Las islas no tienen ningun cajero automatico, así que hay que traer effectivo. Al llegar, mi novia y yo solo teníamos nuestras tarjetas de credito, entonces tuvimos que pedir al guía que nos prestara dinero. Sentí tanta vergüenza... Aprovechamos la oppurtunidad quedarnos en una casita que le pertenecía a un muy amigable hombre Uros que se llamaba Joel. Era uno de los antifiriones mas hospitalarios que había conocido en toda mi vida. A pesar del hecho que un familiar suyo se había muerto la noche anterior antes de nuestra llegado, nos trató muy bien y hizo todo lo possible para darnos una experencia disfrutable. Con mucha razon, nos sentíamos muy mal por el y por eso lo dejamos dinero de sobra. Pasamos tiempo con su familia, en particular con su hijo, quien no habló español muy bien ya que su idioma nativo era Aymara, de que nos enseñaron unas palabras como “kamisaraki” (hola) y “waliki” (bueno). La vista desde nuestra cabaña era sumamente increíble por la que podíamos ver todo el lago y las montañas altas que lo rodeaban. Sin dudar, es uno de mis mejores recuerdos en el extranjero y tal vez me gustaría volver a visitar a Joel para ver como le va todo.
Sep 21, 2021 5:48 AM
Corrections · 5
Durante mis vacaciones en Perú, me quedé dos noches en una isla flotante. Las islas flotantes del lago Titicaca, que se ubica en el departamento de Puno, son islas artificiales hechas de cañas. En ellas vive el pueblo Uros, que habla una lengua indigena de la región. La gente Uros de Titicaca hace tapices muy bonitos y artesanía tambien para vender a los que visitan las islas. OJO: Las islas no tienen ningun cajero automatico, así que hay que traer efectivo. Al llegar, mi novia y yo solo teníamos nuestras tarjetas de credito, entonces tuvimos que pedir al guía que nos prestara dinero. Sentí mucha vergüenza... Aprovechamos la oportunidad de quedarnos en una casita que le pertenecía a un muy amigable hombre Uros que se llama Joel. Es uno de los anfitriones más hospitalarios que he conocido en toda mi vida. A pesar del hecho que un familiar suyo se había muerto la noche anterior antes de nuestra llegada, nos trató muy bien e hizo todo lo posible para darnos una experencia disfrutable. Con mucha razón, nos sentíamos muy mal por él y por eso le dejamos dinero de sobra. Pasamos tiempo con su familia, en particular con su hijo, quien no habló español muy bien ya que su idioma nativo era Aymara, del que nos enseñaron unas palabras como “kamisaraki” (hola) y “waliki” (bueno). La vista desde nuestra cabaña era sumamente increíble por la que podíamos ver todo el lago y las montañas altas que lo rodeaban. Sin dudar, es uno de mis mejores recuerdos en el extranjero y tal vez me gustaría volver a visitar a Joel para ver como le va todo.
Sep 21, 2021 6:10 AM
Durante mis vacaciones en Perú, me quedé dos noches en una isla flotante. Las islas flotantes del lago Titicaca, que se ubica en el departamento de Puno, son islas artificiales hechas de cañas. En ellas vive el pueblo Uros, que habla una lengua indigena de la región. La gente Uros de Titicaca hacen tapices muy bonitos y artesanías también para vender a los que visitan las islas. OJO: Las islas no tienen ningún cajero automático, así que hay que traer efectivo. Al llegar, mi novia y yo solo teníamos nuestras tarjetas de crédito, entonces tuvimos que pedir al guía que nos prestara dinero. Sentí tanta vergüenza... Aprovechamos la oportunidad de quedarnos en una casita que le pertenecía a un hombre muy amigable de Uros que se llamaba Joel. Era uno de los antifiriones más hospitalarios que había conocido en toda mi vida. A pesar del hecho que un familiar suyo se había muerto la noche anterior antes de nuestra llegada, nos trató muy bien e hizo todo lo posible para darnos una experencia disfrutable. Con mucha razón, nos sentíamos muy mal por él y por eso le dejamos dinero de sobra. Pasamos tiempo con su familia, en particular con su hijo, quien no hablaba my bien el español ya que su idioma nativo era Aymara, y nos enseñaron unas palabras como “kamisaraki” (hola) y “waliki” (bueno). La vista desde nuestra cabaña era sumamente increíble por lo que podíamos ver todo el lago y las montañas altas que lo rodeaban. Sin dudar, es uno de mis mejores recuerdos en el extranjero y tal vez me gustaría volver a visitar a Joel para ver cómo le va en todo.
Sep 21, 2021 8:33 PM
Durante mis vacaciones en Perú, me quedé dos noches en una isla flotante. Las islas flotantes del lago Titicaca, que se ubica en el departamento de Puno, son islas artificiales hechas de cañas. En ellas vive el pueblo Uros, que habla una lengua indígena de la región. La gente Uros de Titicaca hacen tapices muy bonitos y artesanías, también, para vender a los que visitan las islas. OJO: Las islas no tienen ningún cajero automático, así que hay que traer efectivo. Al llegar, mi novia y yo solo teníamos nuestras tarjetas de crédito, entonces tuvimos que pedir al guía que nos prestara dinero. Sentí tanta vergüenza... Aprovechamos la oportunidad para quedarnos en una casita que le pertenecía a un muy amigable hombre Uros que se llamaba Joel. Era uno de los anfitriones más hospitalarios que había conocido en toda mi vida. A pesar del hecho que un familiar suyo se había muerto la noche anterior antes de nuestra llegada, nos trató muy bien e hizo todo lo posible para darnos una experiencia para disfrutar. Con mayor razón, nos sentíamos muy mal por él y por eso le dejamos dinero de sobra. Pasamos tiempo con su familia, en particular con su hijo, quien no habló español muy bien, ya que su idioma nativo era el Aymara, del que nos enseñaron unas palabras como “kamisaraki” (hola) y “waliki” (bueno). La vista desde nuestra cabaña era sumamente increíble por la que podíamos ver todo el lago y las montañas altas que lo rodeaban. Sin dudar, es uno de mis mejores recuerdos en el extranjero y tal vez me gustaría volver a visitar a Joel para ver como va todo.
Excelente, Anthony. Solo algunas pequeñas corecciones :)
Sep 21, 2021 2:11 PM
Durante mis vacaciones en Perú, me quedé dos noches en una isla flotante. Las islas flotantes del lago Titicaca, que se ubica en el departamento de Puno, son islas artificiales hechas de cañas. En ellas vive el pueblo Uros, que habla una lengua indígena de la región. La gente Uros de Titicaca hace tapices muy bonitos y artesanía también para vender a los que visitan las islas. OJO: Las islas no tienen ningún cajero automático, así que hay que traer efectivo. Al llegar, mi novia y yo solo teníamos nuestras tarjetas de crédito, entonces tuvimos que pedir al guía que nos prestara dinero. Sentí tanta vergüenza... Aprovechamos la oportunidad de quedarnos en una casita que pertenecía a un muy amigable hombre Uros que se llamaba Joel. Era uno de los anfitriones más hospitalarios que he conocido en toda mi vida. A pesar del hecho de que un familiar suyo se había muerto la noche anterior antes de nuestra llegada, nos trató muy bien e hizo todo lo posible para darnos una experiencia disfrutable. Con mucha razón, nos sentíamos muy mal por él y por eso le dejamos dinero de sobra. Pasamos tiempo con su familia, en particular con su hijo, quien no hablaba español muy bien ya que su idioma nativo era Aymara, nos enseñaron unas palabras como “kamisaraki” (hola) y “waliki” (bueno). La vista desde nuestra cabaña era sumamente increíble, podíamos ver todo el lago y las montañas altas que lo rodeaban. Sin duda, es uno de mis mejores recuerdos en el extranjero y tal vez me gustaría volver a visitar a Joel para ver como le va todo.
¡Buen trabajo! Si tienes alguna duda con la corrección pregúntame.
Sep 21, 2021 10:04 AM
Durante mis vacaciones en Perú, me quedé dos noches en una isla flotante. Las islas flotantes del lago Titicaca, que se ubica en el departamento de Puno, son islas artificiales hechas de cañas. En ellas vive el pueblo Uros, que habla la lengua indigena de la región. La gente Uros de Titicaca hace tapices muy bonitos y artesanías tambien para vender a los que visitan las islas. OJO: Las islas no tienen ningún cajero automático, así que hay que traer efectivo. Al llegar, mi novia y yo solo teníamos nuestras tarjetas de credito, entonces tuvimos que pedir al guía que nos prestara dinero. Sentí tanta vergüenza... Aprovechamos la opurtunidad para quedarnos en una casita que le pertenecía a un muy amigable hombre Uros que se llamaba Joel. Era uno de los antifiriones más hospitalarios que había conocido en toda mi vida. A pesar del hecho de que un familiar suyo se había muerto la noche anterior antes de nuestra llegado, nos trató muy bien e hizo todo lo posible para darnos una experencia disfrutable. Con mucha razón, nos sentíamos muy mal por el y por eso le dejamos dinero de sobra. Pasamos tiempo con su familia, en particular con su hijo, quien no habla muy bien español ya que su idioma nativo es el Aymara, nos enseñaron unas palabras como “kamisaraki” (hola) y “waliki” (bueno). La vista desde nuestra cabaña era sumamente increíble por la que podíamos ver todo el lago y las montañas altas que lo rodeaban. Sin dudar, es uno de mis mejores recuerdos en el extranjero y tal vez me gustaría volver a visitar a Joel para ver como va todo.
Una experiencia increíble!
Sep 21, 2021 8:31 AM
Want to progress faster?
Join this learning community and try out free exercises!
Anthony Zamora
Language Skills
English, Spanish
Learning Language
Spanish