Aprende árabe de forma rápida, divertida y gratuita
Árabe

Aprende árabe de forma rápida, divertida y gratuita

En la actualidad, aprender árabe es una opción que está al alcance de tu mano. Además, lo puedes hacer de un modo divertido, rápido y totalmente gratuito. Si no nos crees, te contamos cómo lograrlo mediante 10 sencillos consejos.

No obstante, tanto si deseas apuntarte a un curso de árabe como si prefieres aprender árabe en línea, te recomendamos que recurras a italki. ¡Seremos tus mayores aliados!

1.Descárgate una aplicación para aprender el idioma

Seguro que eres de las personas que recurre a su teléfono móvil de continuo: mirar la hora, consultar las previsiones meteorológicas, contar los pasos que has dado al cabo del día… ¿Por qué no utilizarlo para aprender idiomas?

Para ello, solo tienes que descargarte alguna de las aplicaciones para móviles gratuitas que tienes disponibles en internet. Entre las ventajas de esta alternativa destaca el hecho de que podrás emplearla cuando lo desees. Desde el trayecto en autobús hasta un descanso en el trabajo, incluso cuando estés bronceándote en la playa, por ejemplo.

2. Lee artículos de prensa

Esta opción para avanzar en tu aprendizaje resulta muy atractiva. Aunque no puedas comprar un periódico en tu quiosco de prensa, recuerda que puedes acceder a su contenido online. Por lo tanto, solamente tienes que buscar publicaciones digitales de tabloides, revistas o cualquier cabecera destacada de los países árabes.

Para motivarte, te recomendamos que elijas las secciones que despierten tu interés. Decántate por la de moda y belleza o, si lo tuyo son las finanzas, por los artículos de economía. En cualquier caso, el objetivo es que leas las noticias y seas capaz de entenderlas parcial o totalmente. Este ejercicio te hará adquirir una mayor soltura en la lectura mientras aprendes nuevo vocabulario. Además, su lectura te permitirá estar al día de lo que ocurre en determinados países y de sus costumbres. Supone, en resumen, una doble ventaja.

Junto a los artículos periodísticos, también puedes leer libros. No obstante, procura que se adapten al nivel de idioma que tengas en el momento actual.

3. Crea tu propio diccionario

Desde que te iniciaste en el estudio del árabe, has aprendido distintas palabras. Sin embargo, aún te quedan otras muchas por conocer. ¿Por qué no confeccionas tu propio diccionario? Irá ganando peso a medida que progresas en tu aprendizaje, tanto con ayuda de un profesor como de manera autodidacta.

Para empezar, busca un cuaderno que puedas dividir visualmente en tantas partes como letras tiene el abecedario y coge un bolígrafo. No necesitas más. El siguiente paso consiste en ir apuntando las palabras que ya sabes de manera ordenada. Al escribirlas, añade su traducción y, si lo deseas, una frase en la que la palabra en cuestión aparezca. También puedes incluir su pronunciación. Finalmente, ve actualizando tu particular diccionario a medida que descubras nuevas palabras. Es así de fácil.

4. Escucha la radio

Escucha la radio

Para ir acostumbrándote a la forma de hablar en este idioma, sintoniza una radio en árabe. No lo podrás hacer desde los transistores al uso que tienes en casa, pero sí a través de internet. Para ello, previamente tendrás que descargarte alguna de las aplicaciones para móviles que permiten elegir cadenas de todo el mundo.

Una vez que la tengas instalada en tu terminal, sintoniza una emisora radiofónica determinada. A partir de ese instante, trata de escucharla todo el tiempo que te sea posible.

De este modo, cuanto más inviertas en escucharla, mayor será tu avance en su comprensión. Irás familiarizándote con la lengua que deseas dominar. No te desanimes si no comprendes todo lo que los locutores dicen, sobre todo al principio. Ten en cuenta que los progresos que experimentes serán pequeños al principio, pero pronto conseguirás avanzar. Únicamente tienes que perseverar.

5. Busca videos en YouTube para conocer la gramática

YouTube se ha convertido en los últimos años en la plataforma en la que puedes aprender prácticamente de todo. Su faceta más didáctica está siendo aprovechada por quienes desean aprender idiomas. Y no es de extrañar, dada la cantidad de vídeos que se cuelgan sobre la enseñanza de inglés, francés, italiano… ¡Y árabe!

Efectivamente, este recurso te ayudará a interiorizar nuevos conocimientos a través de grabaciones tan sencillas como efectivas. En ese sentido, existen diferentes canales que te permitirán adquirir nociones básicas de gramática y vocabulario. Únicamente tienes que elegir uno (o varios) de ellos y lo comprobarás por ti mismo. En ocasiones, las encontrarás organizadas por niveles para que puedas pasar de uno a otro conforme avanzas en tu aprendizaje. Estamos convencidos de que te resultará más entretenido que asistir a una clase impartida en un aula.

6. Únete a grupos de Facebook con tus mismos intereses

Si las redes sociales nos acercan a quienes están a miles de kilómetros de distancia, empléalas también para este fin. ¿Cómo puedes sacarles provecho? En primer lugar, créate un perfil en Facebook, si es que aún no lo tienes. Una vez lo hayas hecho, solicita entrar en grupos de usuarios que estudien árabe o que se denominen amigos de esta lengua. Seguro que encuentras varias opciones.

De esta manera, una vez que hayas sido aceptado, tendrás la posibilidad de intercambiar conocimientos e incluso, de plantear preguntas. También podrás expresar tus dudas y esperar a que otros usuarios te presten ayuda. Es muy sencillo y, por supuesto, gratis.

Tal vez te estés preguntando por dónde comenzar o qué grupo es el idóneo. Realiza una búsqueda, observa los contenidos y elige uno o más grupos. Entre los que gozan de más éxito para aprender árabe se encuentra el titulado El mundo árabe. Te lo recomendamos.

7. Sigue a un influencer a través de sus redes sociales

¿Quién no tiene a estas alturas su influencer favorito? Puede tratarse de un actor, una modelo o una persona anónima que suma seguidores por millares o millones. En este aspecto, te aconsejamos adaptar la fiebre por estas celebrities siguiendo a una que hable árabe. Busca alguna que atraiga tu atención por su estilo de vida o los contenidos que comparte.

Así, tu interés por saber lo que hace o lo que dice te llevará a prestar atención al idioma. Lo harás de un modo lúdico, carente de obligaciones de cualquier tipo. Del mismo modo, aprenderás expresiones coloquiales y muchas de las costumbres de su país de origen.

8. Busca un nativo con el que intercambiar conversaciones

Este consejo es tan práctico como atractivo. Lo primero será buscar una persona nativa con la que hablar regularmente para que podáis beneficiaros mutuamente. Mientras tú practicas el árabe que has aprendido, tu interlocutor entrenará su progreso en español. De esta manera, tu aprendizaje recibirá un impulso, del mismo modo que el suyo.

Es por ello que debéis establecer un calendario semanal. Dentro de este, debe diferenciarse el momento en que se conversa en uno u otro idioma. Se trata, en definitiva, de equilibrar el tiempo disponible en beneficio de ambos.

9. Disfruta del cine en árabe

El cine producido en el mundo árabe puede convertirse en tu mejor aliado en este empeño por aprender gratuitamente. Así, disfrutarás de sus tramas y de una calidad que nada tiene que envidiar a las producciones de occidente.

Para orientarte en la búsqueda de filmes, la fundación Al Fanar realiza una serie de recomendaciones cinematográficas. Más concretamente, las correspondientes al cine independiente. El Cairo Confidencial y Ghost Hunting son una muestra de las películas que puedes ver. Haz de tu casa una sala de cine, prepárate unas palomitas y déjate llevar por la magia del celuloide. La sesión será un éxito, no lo dudes.

10. Comienza por asistir a unas clases gratuitas

árabe

Esta es una magnífica opción si aún no tienes conocimientos de árabe, pero quieres descubrir el idioma. Supondrá tu primera aproximación. Para ello, averigua si en tu ciudad se ofrecen clases gratuitas. Algunas asociaciones, como las organizaciones no gubernamentales, suelen impartir cursos de carácter básico sin coste alguno.

Lo mismo suelen hacer algunas mezquitas, las cuales ofertan clases para principiantes como un modo de abrirse a la comunidad. Esta oferta es perfecta para descubrir las primeras palabras o cómo presentarte a otra persona, entre otras cuestiones. Como resultado, las horas que inviertas ante tu profesor árabe se traducirán en un interesante punto de partida.

Además, la experiencia te permitirá aproximarte a una cultura muy diferente a la tuya y conocer gente. No dejes pasar esta oportunidad si se te presenta próximamente.

A pesar de que estos 10 consejos son muy útiles, no olvides la importancia de inscribirte en un curso de árabe. Y no en uno cualquiera. Lo ideal es aprender árabe en línea con un profesor particular.

En este sentido, aprender árabe con italki te permitirá disfrutar de numerosas ventajas, como son la comodidad y la flexibilidad. De este modo, tendrás la posibilidad de recibir clases cuando lo desees y donde te encuentres. Nuestro método es, sin lugar a dudas, el más rápido y eficaz para dominar este idioma. ¡Aprende árabe con el docente que tú elijas y pagando solo por las lecciones que recibas!

Related Posts