Pasos para redactar un texto en francés
Francés

Pasos para redactar un texto en francés

¿Te gustaría empezar a redactar textos en francés para practicar? Si ya dispones de cierto nivel, es el momento de escribir diferentes tipos de redacciones. Te permitirá poner a prueba tus conocimientos y el modo en que te expresas por escrito. Puedes comenzar por unas 20 líneas relatando algo que te haya ocurrido. ¿Qué te parece si hablas de un viaje reciente?

Otra opción muy interesante es elegir textos en francés con preguntas cuyo formato se asemeje, por ejemplo, a una entrevista. También te puede interesar idear un cuento o una carta. Pero siempre deberás seguir unos pasos, como los once que te vamos a ofrecer.

Además, te recomendamos que persistas en tu objetivo de aprender francés con ayuda de italki. Nuestra plataforma está especializada en la enseñanza de más de 150 idiomas.

1. Elige el tema sobre el que vas a escribir

¿Cuál es el primer paso que debes dar para escribir ese texto que deseas redactar en francés? Comienza por elegir el asunto en el que vayas a basarlo. Estas ideas te servirán de inspiración:

  • Una noticia de actualidad, como unas elecciones.
  • Tu opinión sobre una cuestión que genere debate social.
  • Una experiencia que hayas vivido recientemente y consideres especial.
  • Una vivencia de tu infancia o adolescencia que recuerdes bien.
  • La crítica de una película recién estrenada en la pantalla grande.
  • Una receta gastronómica, como la del bizcocho casero que heredaste de tu abuela.

2. Documéntate e investiga sobre el tema del texto

No se trata de que escribas una redacción sobre un asunto sin saber qué decir. Tampoco de que escribas texto de relleno y frases que, perfectamente, pueden eliminarse sin afectar al contenido. Todo lo contrario. Una vez que hayas elegido el tema, documéntate para saber qué escribir.

Para ello, recurre a fuentes oficiales o fiables. Es el modo de disponer de datos y cifras reales y no meras especulaciones o información no contrastada. No caigas en la trampa de tener como fuentes de información blogs que no sabes quién escribe.

3. Dale el formato deseado

3. Dale el formato deseado

¿Qué formato quieres que tenga la redacción que preparas en el idioma galo? Piensa la respuesta antes de lanzarte a escribir. Es algo fundamental.

Dispones de diferentes opciones por las que decantarte:

  • Un post para un blog.
  • Una nota de prensa.
  • Un artículo para publicar en un medio de comunicación.
  • Un escrito de tipo escolar.
  • El guion de una producción audiovisual o teatral.
  • Una novela o un relato breve.
  • Un informe, como el de una investigación o un estudio.
  • Una carta.

Una vez que hayas elegido una de estas modalidades, sigue la estructura que se le asigna. Así por ejemplo, si es un estudio, contará con una introducción, varios puntos de desarrollo y unas conclusiones. Si, por el contrario, es un relato, tendrá una presentación, un nudo y un desenlace.

4. Selecciona el tono

Este es otro de los pasos imprescindibles para completar con éxito tu plan. De nuevo, debes decidir cuál es el que prefieres emplear antes de comenzar a escribir tu texto.

Puedes echar mano, por ejemplo, de estos cuatro tonos:

  1. Cercano. Es aquel en el que se le habla al lector de tú o de usted. Por tanto, este se siente interpelado de un modo directo. Se crea una cercanía, a la que contribuye la inclusión de términos entendibles y no técnicos.
  2. Formal. Es un tono neutral que puede contemplar los llamados plurales inclusivos, es decir, el nosotros. Se dirige al público de una manera general, sin interpelaciones directas.
  3. Técnico. Es el más impersonal de todos y como habrás supuesto ya, el más especializado. No se interpela al lector. Se ofrece una información objetiva, por lo que se descartan opiniones personales y juicios de valor. Es el que se utiliza en las noticias de prensa.
  4. Promocional. Es el empleado en anuncios publicitarios. Se interpela al lector para provocar en él una acción, como la compra de un producto. De ahí la existencia de llamadas continuas a la acción. Del mismo modo, se apela a sus sentimientos y emociones con el fin de persuadirlo.

5. Escribe un guion

El quinto paso es otro de los que puedes considerar como previos a la escritura. Coge bolígrafo y papel y lleva a cabo un guion pormenorizado del trabajo que tienes previsto plasmar. Te permitirá estructurar el texto y las ideas que desees reflejar sin miedo a olvidarte de ninguna.

Gracias a él, el resultado final tendrá un orden y una lógica interna. Apunta los títulos y subtítulos que vas a utilizar para distribuir la información. Si planeas subirlo a Internet, contempla, asimismo, las palabras clave y cómo mejorar al máximo el posicionamiento SEO.

6. Vigila la puntuación

Cumplimentados los anteriores pasos, llega el momento de que por fin te pongas a escribir. Ten en cuenta, eso sí, la puntuación. No puedes cometer errores cuando se trata de realizar una redacción. Así que deberás extremar el cuidado para evitar este tipo de fallos.

Afortunadamente, los signos de puntuación en el idioma oficial de Francia son muy similares a los del español. Presta atención a diferencias como estas:

  • Debes dejar espacios antes y después de los dos puntos y del punto y coma.
  • También has de dejar espacio antes y después de signos de exclamación e interrogación.
  • El uso de las comillas angulares o latinas puede ser diferente según el caso, y también hay que dejar un espacio entre las comillas y el texto.

7. Presta atención a los verbos

Igual de importantes son los verbos, dado que facilitan la comprensión de las oraciones que escribas. Por ello, deberás saber cómo conjugarlos y cuáles son los tiempos verbales correctos en cada ocasión.

Por suerte, este es uno de los temas que habrás abordado durante tus clases de francés y tendrás nociones suficientes. No dudes en realizar una consulta a la Academia Francesa, equivalente a la RAE.

8. No olvides la gramática

La gramática es otro de los elementos considerados clave, como lo son los signos de puntuación y los verbos. Sigue las normas existentes en la lengua gala, que se parecen mucho a las del español. Entre ellas, la concordancia de género y número.

Si te asaltan dudas en el momento de la redacción, consulta a tu profesor o busca información en Internet. También puedes recurrir a un amigo de nacionalidad francesa. Cerciórate de que no existen errores que pongan en riesgo la comprensión y den mala imagen a la redacción.

9. Otorga fluidez a la redacción mediante conectores

Los conectores o palabras de transición contribuyen a dotar de una mayor fluidez al texto. Sirven para evitar que parezca redactado de una manera telegráfica. Son muy importantes en diferentes idiomas, como el español y el francés.

¿Cuáles son los conectores utilizados en la lengua francesa? Puedes ver algunos en la siguiente tabla:

CONECTORES

Francés/Español

  • Alors/donc Entonces
  • Aussi También
  • Car / parce que Porque
  • De la même manière Del mismo modo
  • De la même façon De la misma manera
  • Grâce à Gracias a
  • Par conséquent Por consiguiente
  • Pour cette raison Por esta razón
  • Tant que Siempre que
  • Vu que Visto que

10. Repasa el texto para evitar fallos

10. Repasa el texto para evitar fallos

Has acabado de escribir la redacción, pero antes de publicarla o entregársela a su destinatario, necesitas detenerte un momento. Es imprescindible que la repases de principio a fin. Solo así podrás detectar los posibles errores existentes y corregirlos.

El trabajo no puede contener fallos de ortografía ni de ningún otro tipo. El acabado final debe ser de sobresaliente, a pesar de que esta no sea tu lengua materna. No es excusa para no conseguir un texto perfecto o casi perfecto.

11. Recurre a la ayuda de tu profesor de francés particular online

Para que tus escritos sean cada vez mejores, es necesario que continúes estudiando. Para ello, te recomendamos que lo hagas con un profesor de francés particular en línea. Además de permitirte adquirir nuevos conocimientos, te ayudará en la redacción que lleves a cabo. Resolverá tus dudas y cualquier complicación a la que te enfrentes.

Asimismo, contar con un docente solo para ti da lugar a numerosas ventajas, como podrás comprobar por ti mismo.

¿Qué beneficios comporta tener un profesor de francés particular por Internet?

Para empezar, focalizará de manera exclusiva tu atención en ti. Podrás plantearte todas las preguntas y dudas que desees, sin temor alguno. También tendrás la oportunidad de elegir el tema de estudio y el método que más te convenza.

Por otro lado, tú marcarás el ritmo de avance de las clases. Decidirás el día y la hora para recibirlas, así como el lugar desde el que podrás seguirlas.

En definitiva, los textos en francés con preguntas y de otro tipo dejarán de tener secretos para ti. Sigue las recomendaciones que hemos reunido en esta entrada y evitarás cometer errores. Parecerán escritos por un nativo.

Comienza con los textos en francés para practicar cuanto antes, mientras sigues estudiando. Aprende francés de la mano de italki. Ponte en contacto con nosotros y te ofreceremos toda la información que precises sobre nuestra plataforma de enseñanza de idiomas.

Related Posts