¿Qué idioma es más difícil, el español o el portugués?
Español, Portuguese

¿Qué idioma es más difícil, el español o el portugués?

¿Español o portugués? ¿Cuál de estos dos es realmente un idioma difícil de aprender? ¿Hay uno más complicado que el otro o no existen diferencias sustanciales? Si tú también te haces estas y otras preguntas similares, no dudes en seguir leyendo este artículo.

En él vamos a abordar diferentes aspectos que arrojan luz sobre estas incógnitas. Te adelantamos ya que resolverlas no resultará nada sencillo. Tanto conseguirhablar español como aprender portugués son dos tareas con sus facilidades y sus inconvenientes. Pondremos los pros y los contras en una balanza para intentar responder a estas cuestiones.

Mientras sacas tus propias conclusiones, no dudes en aprender español. Te recomendamos hacerlo con la ayuda de italki. En nuestra plataforma de idiomas dispondrás de los servicios que precisas para avanzar en tu aprendizaje.

¿Cuáles son las similitudes entre el español y el portugués?

Antes de explicar en qué aspectos se diferencian el español y el portugués, es necesario conocer sus similitudes. ¿Qué tienen en común estos dos idiomas? Para empezar, su origen. Ambas son lenguas romances o latinas, ya que provienen del latín vulgar.

Por tanto, están estrechamente relacionadas entre sí. Y no son las únicas, pues se tiene constancia de que, en la actualidad, se hablan más de 40 lenguas y dialectos derivados del latín. Estos son algunos ejemplos:

  • El italiano.
  • El francés.
  • El rumano.
  • El catalán.
  • El gallego.
  • El occitano.
  • El romanche.
  • El friulano.
  • El piamontés.
  • El sardo.

¿Qué grado de similitud léxica presentan el español y el portugués? Quizás el porcentaje te sorprenda, pues alcanza el 89 %. Esto quiere decir que nueve de cada diez palabras son muy similares en uno y otro idioma. Es, como puedes suponer, consecuencia directa de disponer de una base común.

A la vista de este dato, es fácil imaginar la principal conclusión que se puede extraer: el portugués es una de las lenguas más fáciles de aprender para los hispanoparlantes. Del mismo modo, los nativos portugueses también serán capaces de expresarse con una mayor facilidad en español antes que en otros idiomas.

¿Cuáles son las principales diferencias entre el español y el portugués?

¿Cuáles son las principales diferencias entre el español y el portugués?

Pese a contar con tantos puntos en común, existen varias diferencias reseñables. Es el momento de abordarlas una a una para que, posteriormente, puedas reflexionar sobre las preguntas planteadas en el inicio del post.

1. El uso del artículo definido

Este es uno de los puntos que marca la diferencia entre los dos idiomas. En la lengua lusa, su empleo es mucho más habitual que en el castellano. De hecho, se utiliza incluso antes de los nombres propios, cosa que no ocurre en el español. Por ejemplo, O Mauricio, a Anna…

¿Cuáles son los artículos definidos en portugués?

  • El artículo singular masculino es ‘o’. Quedaría así: O livro (El libro).
  • El artículo singular femenino es ‘a’.
  • El plural masculino es ‘os’.
  • El plural femenino es ‘as’.

2. El pronombre posesivo

A la hora de utilizarlo, los brasileños se complican un poco más que los españoles. Las siguientes dos frases te servirán de ejemplo para saber el uso de los pronombres posesivos. Si los primeros dicen ‘a casa dela’, los españoles se limitan a expresar ‘su casa’. No ocurre lo mismo con los portugueses, que prefieren ‘sua casa‘.

3. Palabras similares pero con diferente significado

Es posible que, cuando veas escritas algunas palabras en portugués, creas que las conoces. Su apariencia, muy similar a la del español, te hará pensar que son idénticas o, por lo menos, que su significado es calcado. Se trata, sin embargo, de un error.

Es lo que ocurre con los términos que puedes leer en esta tabla:

Español / Portugués

Bolso / Bolso (significa bolsillo).

Borracha / Borracha (goma de borrar).

Borrar / Borrar (ensuciar).

Copo / Copo (vaso).

Embarazada / Embaraçada (avergonzada).

Exquisito / Esquisito (raro).

Propina / Propina (soborno).

Saco / Saco (bolsa de basura).

Tienda / Tenda (tienda de campaña).

A estas palabras se las conoce coloquialmente como falsos amigos. Por lo tanto, trata de no caer en confusiones que puedan poner en riesgo la comunicación o provocar malentendidos.

4. Los días de la semana

Es otra diferencia relevante. En esta tabla puedes comprobar la distinción que existe entre una y otra lengua:

Español / Portugués

Lunes / segunda-feira

Martes / terça-feira

Miércoles / quarta-feira

Jueves / quinta-feira

Viernes / sexta-feira

Sábado / Sábado

Domingo / Domingo

5. El género

En el español existen tres géneros diferentes, el masculino, el femenino y el neutro. En el portugués, por el contrario, el género solo puede ser masculino o femenino.

Del mismo modo, en español encuentras los pronombres en tercera persona del singular él, ella y ello. ¿Y en el portugués? Su número se limita a dos: ‘ele’ y ‘ela’.

Sin embargo, las diferencias en cuanto a género no terminan aquí. Hay palabras que en español son masculinas, pero en el idioma luso son femeninas. Pasa lo mismo con algunos términos femeninos en portugués, que son masculinos en español. Sirva como ejemplo el árbol (masculino en español), que se traduce como a árvore (femenino en portugués). Otro tanto ocurre con la leche (femenina en el idioma de Cervantes) y o leite (masculino en portugués).

6. La fonética

Los expertos indican que, desde un punto de vista fonético, hay bastantes diferencias entre uno y otro idioma. En este sentido, afirman que el portugués es más rico que el español, ya que la fonética de este último resulta mucho más simple. Además, las sutilezas de las que goza son muy superiores.

En el idioma portugués, hay vocales que son abiertas o cerradas en función de distintos factores, como la posición en la que se encuentren dentro de una palabra, las letras que las acompañen o el género. Por lo tanto, dominar la pronunciación quizás te resulte un poco más complicado.

Así, en este punto, sería el idioma portugués el que gozaría de una dificultad superior. Por el contrario, la rapidez con la que hablan los nativos en español puede representar un problema de comprensión para los que quieren aprender esta lengua.

7. La gramática

En este nuevo punto de diferencia, la balanza se inclina hacia el español por presentar una mayor complejidad. Es en este idioma en el que existen numerosos verbos irregulares, por lo que aprender su conjugación no es nada sencillo. Requiere de más tiempo y esfuerzo para no cometer errores en su posterior utilización.

Una respuesta no exenta de dificultad

Como has podido comprobar, a pesar de su alto grado de similitud, las diferencias existentes son dignas de tener en consideración. En unos casos, es el español el que se dota de mayor dificultad, como ocurre con la gramática. En otros, sin embargo, la mayor complicación se atribuye al portugués. Es lo que sucede con la fonética.

Por ello, empleando un símil futbolístico, podríamos decir que estamos ante un partido muy disputado. La igualdad de fuerzas no permite dilucidar con claridad cómo acabará el encuentro y quién se proclamará ganador. Es más, casi podemos dar por seguro que el marcador acabará en tablas. Será en el tiempo de descuento cuando se decida quién se hace finalmente con la victoria.

No has de olvidar tampoco que la dificultad como tal es un elemento bastante subjetivo, ya que entran en juego otros factores de tipo personal que tienen su peso. Por esta razón, debes valorar hechos como el haberte relacionado con quienes hablan una u otra lengua. Sin duda, tener nociones previas de español te hará más sencillo aprenderlo, y lo mismo ocurre con el portugués. Tendrás que mantener una mayor concentración en aquel de los dos que sea nuevo para ti.

Estudia ambos idiomas con profesores particulares online de español y portugués respectivamente.

Estudia ambos idiomas con profesores particulares online de español y portugués respectivamente.

Más allá de las diferencias y las similitudes, lo importante es que no te desanimes en el aprendizaje de idiomas. ¿Por qué no estudias ambos? Busca un profesor de español particular en línea o uno de portugués y comienza a adquirir los conocimientos más destacados.

Este método te permitirá dominar cualquiera de estas dos lenguas. Además, dada su enorme eficacia, lo harás en el menor tiempo posible. No es la única ventaja de la que tendrás ocasión de disfrutar, ya que la flexibilidad y la comodidad también son dos cuestiones clave.

Hay otras muchas más. Por ejemplo, puedes elegir el profesor y este centrará 100 % su atención en ti. Siempre tendrás la posibilidad de plantearle tus dudas y las preguntas que sean precisas sin temor ni vergüenza.

Por otro lado, tú diseñas tu propio calendario de clases. ¿Cómo? A base de elegir qué días quieres recibirlas y a qué horas. Por supuesto, también tienes la capacidad de escoger desde dónde las sigues. El único límite es la conexión a internet que requiere el dispositivo que emplees. El ritmo es algo que marcas tú, al igual que los temas que se aborden. Y solo pagarás por las clases que recibas.

En resumen, hablar español o portugués requiere de un esfuerzo similar, pues la complejidad es bastante parecida en ambos casos. Lo importante es que no dejes de cumplir tus objetivos por pensar que se trata de un idioma difícil. Busca la motivación que necesitas y aprende español o portugués con la plataforma italki. Estamos especializados en la enseñanza de más de 150 lenguas distintas. Ponte en contacto con nosotros y te facilitaremos la información que desees.

Related Posts